Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los colegios Tío Jorge, Hispanidad y el Alfonso I de Tauste también quieren cambiar sus horarios

Las familias del Eugenio López rechazaron ayer adelantar el final de las clases de la tarde con un 81,5% de votos en contraLos padres del Hispanidad también se han opuesto a esa medida con un claro 87,3%.

El colegio público Eugenio López y López no es el único que el curso que viene quiere cambiar sus horarios. Los centros Tío Jorge e Hispanidad, en Zaragoza, y el Alfonso I de Tauste también han planteado que a partir de septiembre se adelante media hora el final de las clases de la tarde y se salga a las 16.30 en vez de a las 17.00.

Como suele ser habitual en estos casos, la propuesta ha partido del claustro de profesores y cuenta con el rechazo de buena parte de las familias. Los padres del colegio Hispanidad se pronunciaron con contundencia hace unos días -el 87,3% de los que participaron prefirieron mantener el horario actual-, y los del Eugenio López lo hicieron ayer con un resultado igual de claro: el 81,5% de los votos se opusieron al cambio.

En Tauste, la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del Alfonso I han pedido la opinión de las familias a través de una encuesta de la que aún no se conocen los resultados. Por su parte, la presidenta de la AMPA del colegio Tío Jorge, Isabel Royo, aseguró ayer que esta entidad todavía no ha recibido "ninguna comunicación" sobre el posible adelanto de la hora de salida de clase.

"No sabemos nada y por tanto no tenemos nada que decir, solo que esta AMPA siempre buscará lo mejor para la educación de nuestros hijos -explicó Royo-. Hace dos años hubo una votación y se rechazó cambiar el horario, así que si se propone otra vez volveremos a preguntar a las familias".

El problema para los padres que no están de acuerdo con lo que piden los profesores es que los docentes tienen la llave en el consejo escolar de cada centro, órgano en el que la decisión final se toma por mayoría simple. Por eso lo habitual es que, una vez hecha la propuesta de modificar el horario, esta salga adelante aunque las familias se opongan.

Otro sector que rechaza adelantar la salida de clase es el de las monitoras de comedores, ya que la media hora se quita del tiempo de comida y eso tiene dos consecuencias para ellas: que cobran menos (se les paga por horas) y que tienen que hacer el mismo trabajo en menos tiempo.

Las razones de los centros

El director del colegio Tío Jorge, Lorenzo Oro, explicó ayer a HERALDO que la razón que ha llevado a este centro a plantear el cambio de horario es la misma que dan, por ejemplo, los profesores del Eugenio López. "Por la mañana los niños rinden más que por la tarde -sostuvo-. Ahora se dan tres clases de 50 minutos por la mañana y dos de una hora por la tarde, y lo que se quiere hacer el año que viene es dar tres clases de una hora por la mañana y dos de 45 minutos por la tarde".

Esa modificación supondría que los escolares salgan a comer media hora más tarde (a las 12.30) y terminen su jornada media hora antes (a las 16.30). Los horarios de entrada no variarían (a las 9.00 y a las 15.00), por lo que el tiempo para comer también se reduciría en 30 minutos.

"Los cambios generan preocupación, pero no creo que esa media hora de diferencia sea un problema -sostuvo Oro-. Desde hace varios años el colegio ofrece la apertura de centro hasta las seis y no tiene demanda, así que no parece que las familias tengan problemas para recoger a sus hijos por la tarde".

Por su parte, el director del colegio Hispanidad, Arturo Rubio, explicó que en este centro lo que se plantea dejar las clases de la mañana como están (de 9.00 a 12.30) y adelantar media hora la entrada y la salida de las de la tarde (el nuevo horario sería de 15.00 a 16.30). Como sucede en casi todos los casos, se sacrificarían 30 minutos de la pausa para la comida. "Creo que esa propuesta sería más provechosa para los niños, porque después de tres horas y media por la mañana se cansan mucho en el rato de la comida", opinó. Rubio confió en llegar a un acuerdo con el resto de miembros del consejo escolar, "No me gustaría que el que decidiese fuera yo con mi voto de calidad, pero si llega el caso ya tengo decidido lo que haré", comentó sin despejar esa incógnita.

En cuanto al colegio Alfonso I de Tauste, lo que plantean los profesores es adelantar media hora la entrada por la mañana (de las 10.00 a las 9.30) y la salida por la tarde (de las 17.00 a las 16.30). En este caso no cambiaría ni el resto de horarios ni la pausa para comer.

Etiquetas