Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

La fiscalía acepta que tres pandilleros paguen 540 euros por siete puñaladas

Pedía tres años y medio de cárcel para el agresor pero ayer dijo que no hay pruebas.

Omar Starlin (de pie), junto a Luis Manuel Moreta (izquierda) y Maycoll Morillo (derecha).
La fiscalía acepta que tres pandilleros paguen 540 euros por siete puñaladas
ESTHER CASAS

Un acuerdo incomprensible para las víctimas se saldó ayer con multas de 120 y 300 euros que tendrán que pagar tres jóvenes por participar en una pelea en la que otro joven recibió ocho navajazos en el tórax y el abdomen. Los tres acusados, identificados por la Policía como miembros de la banda latina Dominicans Don't Play, estaban acusados de un delito de lesiones graves, amenazas y malos tratos.

En concreto, el fiscal pedía inicialmente tres años y medio de prisión para Omar Starlin Minyete como presunto autor de las puñaladas, así como un año de cárcel para Elly Maycoll Morillo por amenazas, y sendas multas por malos tratos para este último y para Luis Manuel Moreta.

Sin embargo, ayer el representante del ministerio público cambió de opinión y llegó a un acuerdo con la defensa de los acusados, ya que entendió que no había pruebas suficientes para demostrar quién empuñaba la navaja que hirió a la víctima. El arma nunca se encontró y alegó que no había base jurídica para acusar. La letrada de la defensa, Laura Vela Sevilla, del despacho de Carmen Sánchez, pactó sendas multas para los acusados que se distribuyeron de la siguiente manera: por una falta de malos tratos, Omar Starlin y Luis Manuel Moreta deberán pagar 120 euros cada uno, mientras que Elly Maycoll pagará 300, ya que se añade otra falta por amenazas. Obviamente, los tres acusados salieron exultantes del juzgado mientras que las víctimas contemplaban desconcertadas el choque de manos celebrando el acuerdo.

Las víctimas, indignadas

"¿Quién nos puede explicar lo que ha ocurrido?", preguntaban en la puerta de la sala. Pero al contarles el pacto, su reacción fue inmediata: "Dani siempre dijo que fue Omar quién le clavó la navaja. No entiendo por qué no nos han llamado a declarar. Y por eso lo mandaron a prisión preventiva", recordaron.

La pelea que dio origen a la agresión ocurrió el 19 de abril de 2009 en la puerta de la discoteca 1800, en la calle de Bretón. Tanto la víctima de las puñaladas como otra que recibió golpes viven en Huesca. "Han tenido que pedir permiso en el trabajo y les ha costado más venir a Zaragoza que la multa que les han puesto a sus agresores", señalaron. "Es muy decepcionante. O tienen miedo a los DDP o no lo entiendo", subrayaron.

Etiquetas