Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SALUD

Menos tabaco y contaminación, claves para controlar los casos de asma

Hoy es el día mundial de esta enfermedad, cuya prevalencia ha pasado del 4% al 7%.

Evitar que los niños estén en lugares donde se fuma o bien luchar por un aire cada vez más limpio y menos contaminado. Estos dos gestos pueden ayudar si no a reducir los casos, al menos a controlarlos y mejorar la vida de los pacientes asmáticos, cuya prevalencia en la sociedad ha aumentado en los últimos diez años de un 4% a un 7%. Una cifra que podría aumentar todavía más, ya que los expertos, coincidiendo con el día mundial de la enfermedad que se celebra hoy, han advertido de que un 52% de las personas no están diagnosticadas.

"A pesar de padecer síntomas frecuentes, un 26% de estos no siguen ningún tipo de tratamiento. Además, cerca del 90% de las personas asmáticas aceptan los síntomas como parte normal de su vida. Tenemos que hacer un llamamiento para que la gente se haga los controles necesarios", explicó el doctor Joaquín Costán Galicia, del servicio de Neumología del Hospital Clínico de Zaragoza, que recordó que con un simple cuestionario sobre rutinas normales del día a día (test de control del asma) y una espirometría se puede detectar a los pacientes. "Por eso, estamos insistiendo en que se hagan en los centros de salud", apostilló.

De hecho, según la Encuesta Nacional de Salud y Bienestar de 2008, el 47% de los pacientes sufre "innecesariamente" ya que no tiene un buen control. "Uno de nuestros retos es tener, precisamente, el asma controlado", incidió Enrique Chacón Vallés, neumólogo del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Hay dos tipos de asma: el que aparece en la edad adulta y el que empieza en la niñez y prevalece hasta la adolescencia. Ambos tienen los mismos síntomas: tos, opresión torácica y sensación de ahogo. Aunque parece que no hay evidencias suficientes para achacar directamente a la contaminación ambiental este problema, los expertos tienen claro que, por ejemplo, el dióxido de azufre hace empeorar al paciente. Incluso el estudio ISAAC (International Study of Asthma and Allergies in Chilhood) asociaba directamente el incremento de habitantes que padecían asma a la concentración de estas partículas.

En Zaragoza, un 15% en niños

Además, el neumólogo del Hospital Clínico Antonio Sebastián llamó la atención sobre los efectos del tabaquismo pasivo, sobre todo en los niños. "Puede ser un factor inductor del asma en la edad infantil", apuntó el doctor. Uno de los últimos estudios hechos en Zaragoza, situaba la prevalencia de los niños de entre 11 y 12 años alrededor del 15%, por encima de la media nacional.

Etiquetas