Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El desvío de Las Pozas para evitar inundaciones estará concluido en un mes

Las obras en el barranco impedirán que el agua anegue el municipio en caso de fuertes lluvias.

CALATAYUD. En aproximadamente un mes estará terminado el último tramo de la canalización del desvío del barranco de Las Pozas, una obra con la que en caso de avenidas por fuertes tormentas se evitará la inundación del casco histórico bilbilitano y especialmente del barrio de Consolación y el entorno de la Puerta de Terrer. De la ejecución de esta esperada infraestructura hidráulica se hace cargo la Confederación Hidrográfica del Ebro con un presupuesto de 4,3 millones de euros.

A pesar de que los trabajos no están concluidos, sino al final de su última fase, en caso de registrarse una crecida, el agua ya no llegaría hasta la zona habitada, que hasta ahora era atravesada por el barranco antes de alcanzar la vega de inundación del Jalón. "Ahora mismo toda la infraestructura del túnel está terminada y en disposición para que pueda funcionar, así que la gente puede estar tranquila porque el agua no va a volver a circular por las calles como ha ocurrido otras veces", explicó Cesar Ferrer, jefe de obra.

La última vez que el barranco de Las Pozas provocó graves inundaciones en el casco urbano bilbilitano fue el 4 de septiembre de 2003, cuando el agua y barro que arrastró anegó calles, desplazó coches y entró en viviendas y garajes. Los perjuicios que de producirse en la actualidad podría ocasionar una avenida afectarían a los campos aguas abajo porque la infraestructura todavía no tiene salida al Jalón. Se está trabajando en esa parte del encauzamiento y en la reposición del paso del camino perimetral que va por la orilla del río "y que ha habido que cortarlo para pasar el final de la canalización del desagüe del desvío del barranco", indicó Ferrer.

En unos días se colocarán las vigas para construir ese paso "e inmediatamente se terminará toda la salida y toda la infraestructura, que quedará funcionalmente lista para que si viene agua salga directamente al Jalón sin crear ningún problema", señaló el responsable de la obra. Además, quedarán por ejecutar las reposiciones de accesos a fincas, la instalación de medidas de seguridad como barandillas y bolardos con las que impedir los accesos al barranco, la iluminación interior que permita visitas interiores de inspección, así como el arbolado del entorno y su acondicionamiento en algunas zonas para el paseo de los vecinos. Todas estas actuaciones podrían estar concluidas en unos cuatro meses.

Última fase

Los trabajos del desvío de este barranco que proviene de la Sierra de Armantes se han dividido en tres partes. Primero se realizó una toma para recoger las aguas del barranco de Las Pozas y el de Moros donde estos se cruzan. Desde allí se ha corregido su cauce hasta llevarlo a un túnel de 308,91 metros que se ha construido atravesando un macizo de yesos, se ha revestido de hormigón y se ha creado un cuenco amortiguador para frenar la velocidad del agua. Finalmente se ha hecho un desvío a cielo abierto desde la salida del túnel y hasta confluir con el río Jalón. En total, la actuación ha abarcado 794 metros de longitud.


Etiquetas