Despliega el menú
Zaragoza

TRISTES FESTEJOS

Pinseque recuerda en las vaquillas al niño muerto hace un año en el encierro

Los primeros actos taurinos de las fiestas se celebran con más seguridad para impedir la presencia de menores de 16 años. Hoy se oficia una misa por el fallecido.

Un joven recorta una vaquilla en una calle de Pinseque.
Pinseque recuerda en las vaquillas al niño muerto hace un año en el encierro
ESTHER CASAS

Las fiestas de los municipios no se conciben sin actos taurinos. De ahí la expectación que había ayer en Pinseque en los primeros festejos de este tipo en honor de San Pedro Mártir de Verona en 2010. No obstante, la fecha que reflejaba el calendario y echar la vista atrás se mezclaban ayer con un sentimiento de dolor. Ayer se cumplió un año del fallecimiento de Gimi Raúl Szavuly, de diez años y origen rumano, tras ser embestido por una vaquilla.

El ambiente era de alegría, pero en algunos momentos era inevitable recordar la tragedia de 2009. "Son cosas que no se olvidan", aseguró Puri Sánchez, quien dijo que le gusta tener a sus tres hijos "controlados". Comentó que el mayor, de once años, puede ir por donde quiera siempre que sea fuera de las vallas. En la misma línea, el portugués Humberto Cacito comentó que si él no va a ver las vaquillas, el pequeño João tampoco. Y de salir a correr, "nada de nada", enfatizó.

Los padres no suelen perder de vista a sus hijos en los encierros. Ayer más de uno les llamaba la atención para que no se acercaran demasiado a la verja y cuando una de las vacas se aproximaba, los apartaban rápidamente. En algunos casos no era necesario, ya que los chicos se agarraban asustados a sus progenitores.

La desgracia que costó la vida a Gimi Raúl ha hecho que los padres estén todavía más pendientes, así como que el Ayuntamiento refuerce la seguridad. Unos 15 voluntarios de la comisión de fiestas vigilan para que ningún menor corra delante de las vaquillas o se asome demasiado por las vallas. El número se ha incrementado para estar más encima y evitar riesgos. Estas personas se suman a miembros de Protección Civil, Benemérita y Policía Local, además de pastores y la Cruz Roja.

Asimismo, el Consistorio ha colocado carteles en los que advierte de que los menores de 16 años, como marca la ley, tienen prohibido participar en los festejos taurinos. Algunos han sido arrancados, aunque la corporación municipal los repone.

Los vecinos se acuerdan del niño rumano y de su familia. Hoy por la tarde se oficia una misa con motivo del aniversario. "Un fatal accidente", "una desgracia irreparable", en palabras de los habitantes de Pinseque. La tristeza no empañó la fiesta. Los sustos y gritos por las carreras de las vacas se mezclaban con los aplausos dirigidos a los recortadores y los que salían a su encuentro. Después siguieron los actos, con una versión local del 'Grand Prix' como plato fuerte.

El Gobierno de Aragón ha aprobado un decreto en el que especifica que como mínimo debe haber un médico y un ATS en los festejos taurinos. Sin embargo, el Ayuntamiento de Pinseque ya había contratado un licenciado en medicina y un cirujano, como se exigía.

Etiquetas