Despliega el menú
Zaragoza

LUIS BUÑUEL

"Es bonito y está bien cuidado, pero es semiprivado"

¿Hay suficientes zonas verdes en Zaragoza? ¿Su mantenimiento y limpieza son adecuados? ¿Qué echan de menos los vecinos? Vamos a visitar los principales parques de la ciudad, comenzando por el mayor, un hijo de la Expo.

¿El Parque del Agua es bonito y está bien cuidado, pero es semiprivado¿
¿El Parque del Agua es bonito y está bien cuidado, pero es semiprivado¿
JOSÉ MIGUEL MARCO

Hay parques de diario y de fin de semana. Los primeros se llenan todas las tardes, a la salida del cole. Los segundos están a tope los sábados y domingos, cuando los ciudadanos salen a pasear, montar en bici o a jugar con los hijos. El Parque del Agua, el más nuevo y el más grande de la ciudad (121 hectáreas), es de los segundos. Es un parque fundamentalmente de paseo y de ocio para los fines de semana. La oferta de actividades es muy amplia: teatro, barquitas, kayak, tren turístico, juegos de aventura, playas y música en verano, golf y, recientemente, ha abierto una escuela hípica.

Tres vecinos del Actur, miembros de la asociación Puente de Santiago y usuarios habituales del Parque del Agua –Asun Gulina, Paco Alcober y Encarna Ortiz-, inauguran esta nueva sección de Heraldo Abierto de chequeo a los parques de la ciudad. Ellos son más paseantes de diario, por las mañanas, cuando el parque está tranquilo y se puede disfrutar de sus jardines, sus caminos, sus canales y sus sotos de ribera. Le ponen buena nota al Parque del Agua (también llamado de Luis Buñuel), pero critican que hay muchas instalaciones privadas con actividades de pago.

A Asun Gulina, de 57 años, le gusta pasear por las mañanas por el Parque del Agua y descubrir nuevos rincones. “Es tan grande que aún no lo he visto entero”, reconoce. Le gusta el parque, pero es crítica con la gestión: “No me gusta cómo se ha gestado, sin participación vecinal, sin tener en cuenta la opinión de los usuarios. La gente que pasea por los parques también tiene algo que decir”, afirma. “La parte pública del parque está muy bien para pasear, pero hay muchas zonas privatizadas: la playa, el canal de aguas bravas, la escuela de hípica, el campo de golf… No entiendo que para ir a la playa a tomar el sol haya que pagar”, se lamenta.

Paco Alcober, de 41 años, va mucho al Parque del Agua en bici. “Es ideal para un parque tan grande”, apunta. Su empresa está haciendo ahora un ERE y él tiene más tiempo para la bicicleta y los paseos. Sus zonas preferidas son los canales y el soto. “Es muy agradable venir con un libro y sentarte tranquilamente a la orilla del agua. El soto es lo más bonito, es lo único que queda virgen. Se ha perdido la zona de huertas que había antes en Ranillas. Es una pena, podrían haber dejado alguna huerta tradicional”, señala.

Paco coincide con Asun: “Es un parque muy bonito y bien cuidado, pero está semiprivatizado. Nuestro modelo ideal sería el Parque Oliver. Hay una coordinadora vecinal, en colaboración con el Ayuntamiento, que se encarga de cuidarlo y de proponer actividades. Aquí no lo sentimos como un parque nuestro. Solo nos llamaron a alguna reunión para contarnos lo que iban a hacer. Ahora se ha creado un Club de Amigos del Parque, pero nos hubiera gustado que hubieran consultado con nosotros antes”, afirma.

Encarna Ortiz, de 58 años, va al parque andando o en bici, “por las mañanas, cuando está más tranquilo”. “Es un parque muy bonito, con jardines y zonas verdes distintas. Y cuando crezcan los árboles será una maravilla. Ahora, la sombra es escasa y en verano no se puede venir a las horas fuertes del sol”, señala. Encarna tiene una nieta pequeña y llama la atención sobre el hecho de que un parque tan grande solo tenga una zona de juegos infantiles. “Solo hay un área con juegos para niños y los fines de semana está masificada. Hay otra zona con juegos de aventura, pero es de pago”, subraya.

Etiquetas