Zaragoza

BARRIOS

Félix Moreno apuesta por los ciudadanos al ser nombrado presidente de la FABZ

El nuevo dirigente de las asociaciones de barrios sustituye en el cargo a Miguel Ángel Mallén, que se hará cargo de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Aragón.

Félix Moreno, nuevo presidente de la FABZ, durante la asamblea de ayer y antes de ser elegido.
Félix Moreno apuesta por los ciudadanos al ser nombrado presidente de la FABZ
CARLOS MONCíN

La Asamblea Anual de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) eligió ayer a Félix Moreno como nuevo presidente. Moreno se ha planteado como reto lograr una ciudad y un urbanismo al servicio de los ciudadanos.

La candidatura de Moreno, la única que optaba a la presidencia de la federación, obtuvo el respaldo de 50 de los 77 participantes en la asamblea, según explicó él mismo al término de la sesión.

Félix Moreno fue durante ocho años alcalde pedáneo de La Cartuja y actualmente era tesorero de la Asociación de Vecinos Jerónima Zaporta. Formaba parte del secretariado de la FABZ que ha presidido durante los últimos cinco años Miguel Ángel Mallén y por eso ha dicho que tiene un planteamiento de "continuidad" con la tarea desarrollada hasta ahora, con especial hincapié en el apoyo a las asociaciones de vecinos y en las reivindicaciones políticas ante el Ayuntamiento de Zaragoza.

Según dijo, la FABZ lleva tiempo apostando por un urbanismo al servicio de los ciudadanos, que tenga en cuenta la realidad de los barrios y de los ciudadanos y que "huya" de los grandes eventos y deje de pensar en las plusvalías. A su juicio, "es momento" de revitalizar los barrios, de rehabilitar los conjuntos arquitectónicos más deteriorados, de seguir trabajando por los derechos y la integración de los inmigrantes y de continuar reclamando la participación del movimiento vecinal en el control de la política municipal para mejorar la calidad de vida de los zaragozanos.

Balance "positivo"

Por su parte, el presidente saliente, Miguel Ángel Mallén, que deja el cargo un año antes de cumplirse su mandato, hizo un balance "positivo" de su gestión y calificó la experiencia de "gratificante", por la viva relación con los movimientos vecinales que esta le ha supuesto. "Es un trabajo voluntario, pero arduo en el que hay que intentar compatibilizar y abordar numerosos asuntos", dijo.

Entre los elementos positivos destacó los logros en movilidad sostenible, con la apuesta por el tranvía, la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en determinadas vías y el carril-bici. Pero como elemento negativo se refirió a la participación, que no termina de cuajar puesto que las administraciones públicas no la consideran un elemento central.

Mallén, que deja el cargo tras cinco años, se va a dedicar especialmente a la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Aragón (CAVA), organismo autonómico que ya tiene constituida su junta directiva y que, tras dos años de trabajo, está en condiciones de comenzar sus actividades.

El presidente saliente explicó que "es una decisión personal y ahora he optado por dedicarme más a esa nueva estructura" sobre la que recordó que a finales de 2009 se constituyó formalmente.

La CAVA aglutina a alrededor de un centenar de asociaciones de vecinos de todo Aragón y su representación se establece por provincias y es proporcional a la población que representan.

De la presidencia de la FABZ durante estos años destacó que Tras calificar de "positiva" esta experiencia al frente de la FABZ rememoró que le ha tocado vivir una etapa "interesante" como presidente de todas las asociaciones vecinales de Zaragoza.

Durante la asamblea de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, que se celebró bajo el lema 'Un barrio, un reto', se expuso el plan de trabajo para el año 2010 y se debatió sobre algunos ejes estratégicos. La asamblea, que cuenta con 120 miembros, eligió además a la nueva junta directiva.

Etiquetas