Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Los controladores de la zona azul harán fotos de todo tipo de infracciones de aparcamiento

La futura contrata recogerá pruebas de dobles filas o estacionamientos sobre la acera en su ámbito de actuación.El gobierno explica que solo multará la Policía Local, pero el PP habla de contrata "parapolicial"

Los pliegos de condiciones de la contrata de las zonas azules y naranjas de Zaragoza establecen que los controladores deberán llevar cámara fotográfica para recoger pruebas de todo tipo de infracciones relacionadas con el aparcamiento en su ámbito de actuación: estacionamientos en doble fila, sobre pasos de peatones, sobre la acera, en zonas de carga y descarga, en paradas de autobús o en plazas reservadas. Además, tendrán que contar con una unidad portátil con su impresora para la formulación de las denuncias y que estará conectada con la Policía Local, que tendrá información en tiempo real.

 

Esta es una de las principales novedades de la nueva concesión de las zonas azules y naranjas que la semana pasada sacó a concurso el Ayuntamiento de Zaragoza.

 

Por otro lado, los pliegos de condiciones exigen a la futura contratista una red de comunicaciones con una base que se situará en sus oficinas y otra, en las de la Policía Local. De este modo, se recibirá información tanto de los tiques dispensados en cada momento como de las denuncias formuladas en cada sector.

 

El PP cargó duramente contra estas obligaciones de la contratista y, además de considerar que se pretende convertir a la futura adjudicataria en "una empresa parapolicial", apuntó que el objetivo del gobierno PSOE-PAR es recaudar más. Además, criticó que la empresa deba comunicar a la dirección municipal del contrato "el listado de reincidentes en el incumplimiento sistemático" del reglamento que regula el estacionamiento en la vía pública. El pliego no aclara cuándo se considerará reincidente a un infractor. "Es una desfachatez que se persiga de forma tan implacable al ciudadano", dijo el concejal popular José María Moreno, que afirmó que la nueva contrata convertirá a los controladores "en denunciantes profesionales".

 

Fuentes del Área de Servicios Públicos rechazaron estos planteamientos y recordaron que la única que tiene competencia para multar es la Policía Local. Añadieron que en la contrata vigente ya se establecía la posibilidad de hacer fotografías, pero indicaron que nunca se llegó a aplicar al 100% porque al no existir en aquel momento tecnología digital no resultaba operativo. También dijeron que la lista de reincidentes ya es una exigencia actual. Respecto a la obligación de avisar a la Policía Local de cualquier infracción y fotografiarla, indicaron que esto lo puede hacer cualquier ciudadano y que, al final, solo la Policía Local podrá sancionar.

 

Según las citadas fuentes de Servicios Públicos, el objetivo no es tramitar más denuncias ni recaudar más, sino que solo se pretenden aplicar mejoras tecnológicas a la gestión de las zonas azules y naranjas. "La filosofía de la contrata no cambia", afirmaron.

Dudas de legalidad

Moreno expresó además sus dudas acerca de la legalidad de que los controladores asuman este tipo de competencias, que a su juicio corresponden a los agentes de la autoridad. "Para eso, que pongan directamente las multas y quitemos policías locales", criticó. Además se preguntó por la incidencia de todas estas cuestiones en la ley de protección de datos. "Al final -aseguró-, lo único que justifica todo esto es aumentar la recaudación. No se puede ir en contra de los ciudadanos para tratar de cubrir los rotos de sus políticas económicas".

Etiquetas