Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Cierre de medio año y multa de 9.000€ para el 'after' de la plaza de San Gregorio

El local acumula actas de infracción por incumplir el horario y vender alcohol a menoresLos dueños tendrán 15 días para alegar.

El polémico local 'after' de la plaza de San Gregorio cerrará sus puertas medio año tras las numerosas actas de infracción que ha ido acumulando en los últimos meses, lo que le costará, además, a sus dueños una multa de 9.000 euros. La Delegación del Gobierno firmó ayer la resolución del expediente sancionador, abierto a finales del pasado verano tras la violenta agresión registrada en julio. La propiedad dispondrá ahora de un plazo de quince días para presentar sus alegaciones.

Este local situado en el Arrabal, que luce un letrero como 'Café Tango', contaba con cuatro actas de infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana, además de otras por incumplir en reiteradas ocasiones el horario de apertura que tiene autorizado y por vender alcohol a menores. También se había denunciado a varios clientes por tenencia de estupefacientes.

Los vecinos del barrio llevaban tiempo denunciando los problemas que generaba el local y la libertad de horarios con la que funcionaba. Sin embargo, fue la violenta agresión registrada en julio la que provocó la intervención oficial. En aquel grave incidente, un joven colombiano sufrió un traumatismo craneoencefálico e ingresó en coma en el hospital Miguel Servet. Su presunto agresor, de nacionalidad española, fue detenido y enviado a prisión.

La Delegación del Gobierno decidió entonces solicitar un informe a la Policía Nacional, ya que sus agentes habían intervenido en numerosas ocasiones en el local. Hasta entonces, se habían levantado actas a los clientes del 'after', pero nunca se había denunciado a sus propietarios.

La Policía Local de Zaragoza llevaba bastante tiempo acumulando información sobre el deficiente funcionamiento del bar. Según pudo saber este diario, los agentes municipales detectaron un incumplimiento reiterado de los horarios. De hecho, parece que abría sus puertas de madrugada y cerraba por la tarde, cuando no está autorizado para ello.

A raíz de la reyerta, la Unidad de Protección Ambiental y Consumo de la Policía Local intensificó los controles sobre el 'after', que ahora permanecerá cerrado hasta bien entrado el verano.

El Tango no es el único local de marcha de la capital en el que se ha intervenido. Similares molestias a las que vienen sufriendo los vecinos de la plaza de San Gregorio -el establecimiento está situado en la esquina con la calle de Pedro Villacampa- las experimentaron durante bastante tiempo los residentes de la calle de García Galdeano y adyacentes, en el entorno del paseo de María Agustín. El Dome era otro conflictivo 'after' que llegó a acumular cerca de 40 denuncias en menos de un año, algunas de ellas por exceso de aforo.

Etiquetas