Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SALUD

"No entiendo que para ser celador tenga que saber tantas leyes"

Sabe cuántos diputados integran las Cortes de Aragón? o ¿qué materias trata el título preliminar del Estatuto de Autonomía de la Comunidad? ¿Recuerda qué dice la Constitución sobre el deber o el derecho de los españoles respecto al castellano? Debería saberlo si es uno de los 4891 aspirantes (el 62,52% de los inscritos) que ayer compitieron por una de las 300 plazas fijas de celador que ofrecía el Servicio Aragonés de Salud (Salud) y que hicieron un examen "complicado" según buena parte de los concurrentes. "No entiendo que para esta profesión tenga que saber tantas leyes y normas", protestaba Leo Blasco, que probaba suerte por primera vez en una oferta de empleo público. "Ha sido difícil. Me ha parecido que había pocas preguntas sobre materias relacionadas directamente con el trabajo de celador", añadía Macarena Amaya, que también se presentó ayer al examen.

 

Los representantes de los sindicatos CC. OO. y UGT comentaron que les constaban quejas de algunos aspirantes, aunque todas las preguntas estaban dentro del temario y, por tanto, podían 'caer'. En total, el examen tenía 110 cuestiones, de las que una treintena eran sobre normativas diversas.

 

Pero como en todo, la valoración del examen cambiaba según quien lo hiciera. "Me ha salido bien. Había preguntas de legislación, pero ya se sabía que algunas iban a poner. Espero tener suerte", explicaba Felipe Andión, que había viajado desde Lugo para presentarse al examen. "Si consigo plaza, tendría que trabajar aquí dos años para poder pedir un traslado. Pero eso ya lo pensaré, ahora lo importante es aprobar", añadió este joven que tras el examen y antes de regresar a Galicia, se disponía a visitar la Basílica del Pilar.

Mejoras en la organización

Las pruebas de celador se desarrollaron a partir de las 9.30 en las facultades de Derecho y de Medicina, así como en las escuelas superiores de Ingeniería técnica y Empresariales (en el campus Río Ebro del Actur). No se registraron incidencias reseñables. "Solo alguna persona despistada con el aula o el centro que le tocaba", señalaron los organizadores.

 

Para los sindicatos, ayer quedó patente que los centros de la Universidad de Zaragoza son la mejor opción para hacer este tipo de oposiciones. Hay que recordar, que los exámenes de otras especialidades (enfermería, administrativos...) se hicieron en la Feria de Zaragoza y hubo quejas por las bajas temperaturas y la falta de transporte público. "Esta vez, los candidatos no han pasado frío y ha funcionado bien el transporte que el Ayuntamiento ha puesto para que la gente fuera hasta el Actur", expuso José Miguel Salas, de UGT. También Rubén Eito de CC. OO.

 

Estos exámenes forman parte del calendario de pruebas para cubrir las más de 1.800 plazas de distintas categorías profesionales que conforman la primera oferta pública de empleo del Salud. Hasta el momento ya se han llevado a cabo los de enfermería, fisioterapia, matronas, terapia ocupacional, médicos especialistas y de atención primaria, trabajo social y personal administrativo, entre otros. "Esperamos que pronto convoquen nuevas oposiciones, porque plazas hay", dijo Salas.

Etiquetas