Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La deuda se desboca y a final de año alcanzará los 753 millones

Los compromisos con los bancos han aumentado más de un 50% desde que gobierna Belloch

La deuda bancaria del Ayuntamiento de Zaragoza continuará en 2010 su progresivo incremento desde que el alcalde es el socialista Juan Alberto Belloch. Si en 2004, la deuda a largo plazo era de 447,4 millones de euros, según la auditoría que encargó el PSOE nada más acceder al gobierno municipal, en la actualidad es de 731,2 millones y cuando acabe el año se habrán alcanzado los 753,5.

 

Esto significa que por primera vez en muchos años el coeficiente de endeudamiento municipal (relación entre la deuda financiera y los ingresos corrientes) alcanzará el 124,39%. Esta cifra obligaría al Ayuntamiento a estar tutelado por el Gobierno central si este no hubiera elevado el máximo hasta el 125% en la Ley de Presupuestos de 2010. Hasta ahora, el porcentaje era del 110%.

 

La realidad de la deuda fue especialmente criticada por parte del PP, que dijo que las arcas municipales se encuentran en "una situación límite". "El endeudamiento supone una gran hipoteca para el futuro por la falta de garantía de ingresos. Además, no hay ninguna voluntad de rectificar y los presupuestos de 2010 siguen la misma tendencia", afirmó la portavoz del PP, Dolores Serrat.

 

El concejal popular José Manuel Cruz recordó además "el escandaloso incumplimiento del Plan Económico y Financiero", que previó un coeficiente de endeudamiento del 103%. "Estamos 20 puntos por encima", exclamó.

"Estamos como con Triviño"

El PP afirmó que la gestión de la deuda "es una huida hacia adelante" que supondrá que cuando se paguen los créditos los zaragozanos que hoy tienen 20 años habrán cumplido los 50. "En términos económicos, estamos volviendo a la situación económica de la época de Triviño", dijo Cruz.

 

A la deuda, se suma el incumplimiento del principio de estabilidad presupuestaria, que se vulnera sistemáticamente desde que es concejal de Economía y Hacienda Francisco Catalá, quien ayer no quiso hacer declaraciones a los medios de comunicación. "El estado de las cuentas va a suponer, a corto plazo, una merma de la calidad de los servicios públicos", concluyó Cruz.

Etiquetas