Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Una red de sendas para peatones y ciclistas conectará el Parque Grande con los pinares de Venecia

El Ayuntamiento ha aprobado este viernes la ejecución del proyecto, con una inversión de 2,5 millones de euros, que consistirá en la apertura de nuevos caminos y pistas y en la reconversión de las ya existentes para sus nuevos usos.

El cabezo de Buenavista, en el Parque Grande, y los Pinares de Venecia-Monte de Torrero quedarán conectados e integrados por una red de sendas para peatones y bicicletas, tras la ejecución del proyecto que este viernes ha aprobado el Gobierno de Zaragoza.

Este proyecto, que supondrá la ejecución de 17 actuaciones puntuales en los dos emplazamientos durante un plazo de siete meses y con una inversión de 2,5 millones de euros, forma parte del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, han informado hoy en rueda de prensa el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, y el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón.

Según Pérez Anadón, será una obra muy importante, ya que el cabezo de Buenavista es una zona histórica y se considera "como una prolongación del Parque Grande".

La filosofía del proyecto consiste en tratar esos espacios naturales "como un todo", para cerrar muchos caminos y abrir pistas bien tratadas y especializadas, ha explicado el consejero municipal.

Entre los trabajos previstos destaca la creación de tres miradores, uno en el depósito de Torrero y los otros dos entre el tercer cinturón y el Canal Imperial de Aragón que, además de permitir la vista de la ciudad, pretenden consolidar nuevas áreas de ocio y esparcimiento.

Asimismo, se facilitará el acceso a distintas partes del monte desde la zona ajardinada mediante la creación de recorridos con firmes naturalizados, aptos para peatones y ciclistas.

Con este proyecto se trata de mejorar las conexiones entre estas dos áreas, separadas por el Canal Imperial de Aragón, asegurando la penetración hasta el Parque de Atracciones, el velódromo, el campo de rugby, el bike trial y la zona verde del Barranco de La Muerte, además del acceso a los barrios circundantes, realizando a la vez reforestaciones, mejoras en el mobiliario urbano y en la iluminación.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de rehabilitación del Centro Cívico Delicias, que supone una inversión de 4,8 millones de euros y un plazo de ejecución de siete meses, y que forma parte del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local.

Esta obra completará la primera fase de la intervención, que se ejecutó el año pasado con los fondos FEIL y supuso la construcción de una torre de 35 metros de altura, junto a la planta circular del centro.

Entre la primera fase de la intervención y la rehabilitación prevista ahora se habrán invertido más de 10 millones de euros en el Centro Cívico de Delicias, que se utilizará cuando esté finalizado el conjunto del equipamiento, ha explicado el vicealcalde.

Las obras de adecuación integral se realizarán en el antiguo Mercado de Pescados y proponen una nueva envolvente en el edificio que permitirá el acondicionamiento térmico del mismo, propiciando ahorros energéticos, y la mejora de las relaciones visuales desde el interior y el exterior del centro cívico, a la vez que consigue una mejor iluminación.

Destaca la intención de recuperar la iluminación natural de la sala central -que se utiliza como sala de eventos musicales- a través de un antiguo lucernario que fue anulado junto con las ventanas superiores en la reforma que se llevó a acabo en el año 1987.

La obra recoge el programa de necesidades que se aportó desde el Servicio de Centros Cívicos.

Etiquetas