Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PIRATERÍA

Ninguno de los 20 indultos para 'manteros' solicitados en Aragón se ha resuelto todavía

La semana pasada el Consejo de Ministros conmutó por primera vez en España una condena por vender en la calle copias piratas.

La Asociación de Seguimiento a Presos y Presas de Aragón (Asapa), en colaboración con la Red de Apoyo a los Sin Papeles, ha solicitado desde abril un total de veinte indultos para otros tantos 'manteros' detenidos en esta comunidad. Ninguno de ellos ha sido resuelto todavía. Desde hace diez meses, estas organizaciones colaboran en una campaña que tiene como objetivo principal la despenalización del 'top manta'.

 

El objetivo de Asapa se encuentra un paso más cerca de convertirse en realidad. La semana pasada Mor Ndiaye, un senegalés de 35 años, fue el primer 'mantero' al que el Consejo de Ministros le concedió el indulto en España. En un principio, Ndiaye fue condenado a ocho meses de cárcel y a una multa de 1.000 euros; luego se le conmutó esta pena por diez años de destierro. Pero, ahora, no tendrá que cumplir ni una ni otra; en su lugar, deberá realizar sesenta días de trabajos para la comunidad.

 

Sin embargo, Seila Hernández, de Asapa, recuerda que la noticia de Ndiaye no quiere decir que "se haya ganado esta batalla". Hernández señala que en Bilbao recientemente se denegó otro indulto y que en Aragón todavía no se ha resuelto ninguna de las veinte peticiones. "Aunque es normal, porque el proceso de tramitación de un indulto dura alrededor de seis meses, y nosotros solo llevamos trabajando desde abril", añade Hernández.

Seis personas en la cárcel

Desde entonces tanto Asapa como la Red de Apoyo a los Sin Papeles han atendido a treinta personas con causas pendientes por este asunto. Más de la mitad de ellos, dieciséis, han pasado por cárceles aragonesas. Según comenta Hernández, seis continúan hoy en prisión, uno en Zuera y los otros cinco, en Huesca, en la sección abierta.

 

Los que ya han abandonado la cárcel lo han hecho porque o bien han cumplido su condena íntegramente o han recibido una suspensión de la pena mientras se lleva a cabo la resolución de su indulto. Un total de nueve personas se encuentran en esta situación. "Pero si al final la petición se resuelve desfavorablemente, tendrán que volver para completar su pena", señala Hernández.

 

Desde Asapa recuerdan que estas cifras no se corresponde con la realidad y que el número de afectados por la práctica del 'top manta' podría ser mucho mayor. "Nosotros solo contabilizamos los casos que llegan a la asociación, pero no tenemos acceso a toda la población y, seguramente, habrá otros ejemplos que no conocemos".

 

Por eso desde estas organizaciones continúan trabajando. "Hemos notado un incremento de las detenciones por 'top manta'. De hecho, el pasado domingo se detuvo a cuatro jóvenes en la plaza de España", explican fuentes de la Red de Apoyo a los Sin Papeles.

 

Su objetivo final es la despenalización de esta práctica, es decir, que no suponga un delito o falta penal y que, en consecuencia, no se castigue con penas de cárcel y multa. Alcanzar esta meta pasa por una reforma del Código Penal. Actualmente, el artículo 270 de este permite condenar a los 'manteros' a penas de entre seis meses y dos años de prisión. Desde el Gobierno ya se han propuesto algunas modificaciones, pero estas asociaciones las consideran insuficientes. Sin embargo, el periodo de enmiendas aún no ha concluido y varias entidades, entre las que se encuentra la Red de Apoyo a los Sin Papeles de Aragón, han preparado un documento para presentarlo en el Congreso.

Etiquetas