Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

.

Por unas calles acordes a su nombre

Mientras se debate la propuesta vecinal de poner nombres de videojuegos a algunas calles del barrio de Arcosur, varios lectores de Heraldo Abierto critican que personajes o fechas históricas tengan calles degradadas o de poca importancia (o ni siquiera tengan).

Por unas calles acordes a su nombre
Por unas calles acordes a su nombre
CARLOS PUYAL

Adolfo Suárez. Un camino en el barrio de la Venta del Olivar lleva desde 2007 el nombre del ex presidente. Carlos Puyal denunció que merecía una vía de mayor importancia.

En el callejero de Zaragoza faltan muchos nombres de personas, localidades, obras literarias, obras artísticas... de Aragón y del mundo. Por ejemplo, Darwin creo que ha hecho más merecimientos para tener una calle que Mario Bros, por muy respetable que sea el mundo del videojuego", afirma un lector de Heraldo Abierto aficionado a la historia y la cultura.

 

La propuesta de la asociación de vecinos Arqueros de Arcosur para poner nombres de videojuegos a doce calles del nuevo barrio (otros son de monumentos y de lugares del Pirineo) ha reabierto el debate sobre qué denominación merecen las calles y cómo se eligen. Los Arqueros presentaron su idea en el Ayuntamiento la semana pasada. La propuesta tiene que debatirse en comisión de Cultura y después aprobarse en el pleno municipal.

 

"Hay personajes históricos aragoneses, como grandes reyes, que tienen callejones de mala muerte o algún otro, ni siquiera tienen una calle", subraya este lector. En su opinión, en el callejero zaragozano faltan Ramón Muntaner, Alfonso II de Aragón, Alfonso III de Aragón, Alfonso IV de Aragón, Alfonso V de Aragón, Pedro II de Aragón, Jaime II de Aragón? También cita grandes obras de la literatura, como el Cantar del Mío Cid, Tirant lo Blanc o El Criticón. Otros autores o personajes que echa de menos son Kant, Platón, Aristóteles, Descartes, Simón Bolívar o Darwin, entre otros.

 

Su malestar se suma a otras quejas de lectores de Heraldo Abierto. Recientemente, Jesús Fon denunció el mal estado de la calle 23 de abril, una bocacalle de la avenida de Cataluña. Andrés Aguilar, vecino de la calle El Greco, en Casablanca, criticaba el abandono de esta vía. Y varios vecinos han señalado que Adolfo Suárez merece una calle de más entidad que el camino rural que lleva su nombre en la Venta del Olivar desde 2007.

 

"No hay un criterio único para nombrar a las calles. Depende del sentido común. Si es una sola vía, se opta por un nombre que tenga relación con su entorno. En el caso de los barrios nuevos, se busca una unidad temática, como Valdespartera con el cine", explican fuentes de Cultura. Desde la polémica tras la aprobación de la calle (camino) de Adolfo Suárez, ahora se tiene más cuidado. "Se garantiza que a los nombres ilustres se les otorgue una calle relevante", subrayan desde el Ayuntamiento.

 

El proceso para bautizar una calle puede prolongarse varios años. Las propuestas de nombres pueden ser de oficio (desde alguna área municipal) o a instancia de particulares o asociaciones (como en el caso de Arcosur). La comisión de Cultura tiene que aprobar los nombres, que pasan a un registro municipal. Cuando se crea un nuevo barrio o calle, el Ayuntamiento recurre a este listado y busca la propuesta más adecuada. El pleno municipal debe votar la aprobación definitiva.

 

Hay más nombres que calles. En este registro figuran más de un centenar de nombres aprobados que siguen esperando su calle. Algunos tardan años en ser elegidos. "Por ejemplo, hace poco, los responsables del colegio Santo Domingo de Silos propusieron el nombre de un antiguo profesor. Es una propuesta razonable, pero se hará cuando haya una nueva calle en las Fuentes. No tendría sentido en otro barrio", señalan fuentes de Cultura.

 

Entre los últimos nombres asignados, están varias calles nuevas en los alrededores del Parque Tecnológico de Reciclado, en la Cartuja. Se han elegido nombres de minerales y metales, como la calle Cobalto o la calle Hierro.

Etiquetas