Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

AENA VE IMPOSIBLE ADELANTAR LOS PLAZOS

El aeropuerto de Zaragoza licita el sistema antiniebla, pero no estará hasta fin de 2012

AENA tendrá el proyecto este invierno, aunque las obras y las comprobaciones del equipo electrónico se alargarán casi dos años. El coste rondará los 14 millones de euros.

El ente público Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ha licitado el proyecto de implantación del sistema de aterrizaje con nula visibilidad (ILS, en sus siglas en inglés) en Zaragoza, pero no estará en servicio hasta el invierno de 2012. Pese a que el diseño técnico estará listo a fin de año, la tramitación y ejecución de las obras y la propia calibración de los equipos requerirá de otros dos años, por lo que AENA considera imposible técnicamente adelantar los plazos, tal y como reclaman las instituciones.

 

La redacción del proyecto constructivo ha salido a licitación por un importe de 360.000 euros y un plazo de redacción de siete meses, aunque antes del verano la dirección de AENA dispondrá del proyecto básico al haberse recogido esta prescripción en el pliego de condiciones. A este importe se sumará la propia factura de las obras que rondará los 14 millones de euros, según las últimas estimaciones oficiales.

 

Para este año se dispone de una partida de 500.000 euros que no hará falta ni agotar, por lo que se estaría en disposición de sacar a concurso las obras nada más disponer del proyecto. Precisamente ayer los grupos de PP y CHA en las Cortes de Aragón defendieron en sendas iniciativas la necesidad de adelantar las inversiones, aunque no salieron adelante por la oposición de PSOE y PAR. El diputado popular Antonio Torres recordó que aeródromos más pequeños cuentan con los equipos, mientras el nacionalista Bizén Fuster incidió en que el de Zaragoza es el tercero en carga.

 

Fuentes oficiales del ente público señalaron que el sistema ILS tiene sentido entre los meses de noviembre y febrero, cuando se registran periodos de baja visibilidad por culpa de la niebla en el valle del Ebro. "Adelantar unos meses su implantación, a la primavera o al verano de 2012, no tiene ninguna utilidad porque no hay nieblas. Y llegar al invierno de 2011, que sí lo tendría, es imposible", explicaron.

 

El proyecto requerirá ocupar la pista próxima al aeropuerto civil, donde se instalarán centenares de balizas para que los pilotos puedan verla en condiciones de nula visibilidad en el momento de tomar tierra, tras haber sido guiados por el ILS en las maniobras de aproximación.

 

Desde AENA se insistió en que la implantación del nivel avanzado del Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS categoría II/III) no solo es una cuestión de obra civil, sino de autorizaciones y validaciones al tratarse de un equipamiento electrónico "delicado". En este sentido, insistieron en que se deben calibrar los equipos y certificar su fiabilidad, ya que a partir de su puesta en servicio los aviones aterrizarán a ciegas, sin ver la pista, cada vez que haya niebla o nubes bajas. Además, antes de su activación también se requiere su inclusión previa en la Publicación de Información Aeronáutica.

Etiquetas