Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PLENO MUNICIPAL

El Ayuntamiento aplaza su decisión sobre su posible retirada de la causa abierta contra Becerril

El Consistorio debía adoptar un acuerdo hoy, después de una recomendación en ese sentido de sus servicios jurídicos. En cualquier caso, el ex concejal, imputado por su presunta relación con la trama corrupta de La Muela, no sería restituido en sus cargos, según ha anunciado el vicealcalde, Fernando Gimeno.

El Gobierno del ayuntamiento de Zaragoza ha decidido aplazar la decisión de retirarse de la causa judicial abierta contra el concejal socialista Antonio Becerril, por su supuesta vinculación a la trama de corrupción urbanística de La Muela, a la espera de un nuevo informe de la asesoría jurídica municipal.

Así lo ha decidido después de analizar la propuesta del letrado designado para la causa, que recomendaba al Gobierno municipal apartarse del ejercicio de acciones en esta causa por estimar que no se ha acreditado daño o perjuicio alguno para el erario o patrimonio municipal.

En declaraciones a los medios antes de comenzar el pleno, el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha asegurado que no ha existido ningún tipo de presión por parte de Becerril hacia el Gobierno para retirarse del proceso.

El vicealcalde también ha explicado que en el caso de que se decida la retirada de la causa no se restituirán los cargos de consejero municipal de Infraestructuras y Participación Ciudadana que ocupaba Becerril a raíz de la imputación, ya que es una decisión que compete al alcalde, Juan Alberto Belloch, y además no se ha terminado el procedimiento judicial.

Gimeno también ha descartado la posibilidad de que se produzca un caso de transfuguismo porque conoce a Becerril y "es imposible pensar en eso".

Por su parte, Antonio Becerril ha reconocido que el día 21 de enero, después de su última comparecencia en el Juzgado, los servicios jurídicos ya le insinuaron que no procedía que el Ayuntamiento siguiera en la causa puesto que ya había aportado todos los datos e información y contestado las preguntas del fiscal y el juez.

Ha insistido en que en sus treinta años como político y veinticuatro votando "jamás" ha sido indisciplinado con el partido y tampoco ha presionado para que el Ayuntamiento se retire del proceso.

El concejal ha expresado su confianza en que se retire la acusación particular del Ayuntamiento, ya que nunca ha revelado secretos ni practicado tráfico de influencias.

A juicio de Becerril, quizás le ha perjudicado su "franqueza y el ser una persona que siempre ha dado la cara y explicado las cosas con total lealtad".

Etiquetas