Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO

El Ayuntamiento descarta hacer lucernarios en Gran Vía y estudia alternativas para el futuro

Dice que la visión del Huerva no sería buena y sugiere láminas de agua o un surco transparente que evoque el río.

El Ayuntamiento descarta hacer lucernarios en Gran Vía y estudia alternativas para el futuro
El Ayuntamiento descarta hacer lucernarios en Gran Vía y estudia alternativas para el futuro
HA

El reciente 'descubrimiento' ciudadano del Huerva en la Gran Vía ha disparado el debate sobre la actuación que debe hacerse sobre el río a su paso por esta céntrica vía. Se cubre, no se cubre, se ponen losas de cristal para que se vea... Las opiniones son tan libres como diversas. El alcalde descartó el lunes la opción de dejar el río a la vista por inviable, visto el compromiso que suponen las obras del tranvía.

 

El Ayuntamiento, dentro de los trabajos que realiza desde hace meses para programar la revitalización del río, también desechó la posibilidad de crear lucernarios para que se viera el río desde la Gran Vía. Zaragoza Vivienda adjudicó en octubre la realización de un Plan Director del Huerva a la consultora Sers, que ya está terminando los trabajos, coordinados por Carlos Martín. En este contexto, y ante las obras del tranvía que ya arrancaban -con la remodelación de la Gran Vía que estas conllevan-, uno de los puntos de debate fue qué hacer el río a su paso por esta calle.

 

Los autores del proyecto se pusieron en contacto con Iñaki Alday, el responsable de la urbanización del trazado del tranvía. Aunque se barajó la opción, finalmente se acabó descartando hacer lucernarios por los que se pudiera ver el cauce desde la Gran Vía. Las vigas que soportan el bulevar, separadas por apenas un metro y medio, son la clave, ya que tendrían que ser 'ventanas' excesivamente pequeñas. Con iluminación se podría ver algo de agua en el fondo, pero el impacto estético sería limitado. Para que funcionaran, los miradores deberían ser de grandes dimensiones, pero eso obligaría a cambiar la estructura del cubrimiento y con las obras en marcha es inviable.

 

Con el proyecto del tranvía redactado -y, por tanto, con la solución de volver a cubrir el Huerva tomada-, no ha habido margen de maniobra. Sin embargo, el Ayuntamiento espera que, en el futuro, se puedan plantear alternativas que evoquen la presencia del Huerva en Gran Vía.

 

El consejero de Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, defendió colocar unas láminas de agua canalizadas, que incluirían fuentes y cascadas y que recordarían el río. Otra posibilidad sería una banda de metacrilato o "llaga", colocada longitudinalmente en el centro del paseo, que gracias a la iluminación permitiría ver algo de agua, pero que estaría interrumpida por las vigas. Blasco recordó que se ha estudiado dejarlo al descubierto, pero que la complejidad es "enorme", por lo que hacerlo sería "una frivolidad". Defendió las actuaciones en las zonas descubiertas y que, al estar degradadas y ser poco accesibles, son poco frecuentadas, como el tramo entre el Parque Grande y Goya.

Etiquetas