Despliega el menú
Zaragoza

SOLIDARIDAD

Zancadas solidarias por Haití

Los participantes iniciaron la carrera junto a la entrada de la Expo, en Ranillas.
Zancadas solidarias por Haití
TONI GALÁN / A PHOTO AGENCY

Un pequeño esfuerzo para una gran causa. Esta fue la máxima que siguieron ayer las 260 personas que participaron en el entrenamiento solidario 'Corremos por Haití', que el colectivo de aficionados denominado 'grupo 7:45' organizó con el objetivo de recaudar fondos para las víctimas del terremoto que asoló ese país el pasado día 12 de enero. En total, se reunieron cerca de 2.000 euros que se entregarán a Cruz Roja para que los haga llegar en forma de ayuda a los damnificados.

 

Los corredores solidarios -que se enteraron de esta iniciativa sobre todo por el boca a boca- comenzaron su recorrido a las 9.00 en el meandro de Ranillas, muy cerca de la pasarela del Voluntariado de la capital aragonesa. Allí se había instalado un expositor donde había unas huchas. Se pedía a los participantes que de forma voluntaria y anónima aportaran una cantidad simbólica de 5 euros para la causa. Los donativos superaron en algunos casos esa cantidad y, en otros, fueron ciudadanos que no participaban en la carrera y que pasaban por allí los que dieron unas monedas para las víctimas de Haití. "Personas que no pudieron asistir ayer y otras que ni siquiera entrenan ya habían aportado sus fondos por adelantado", comentaron desde la organización.

 

Ante estos gestos desinteresados, el promotor de esta iniciativa, Salvador Galindo, se mostró "agradecido" por las aportaciones y dijo sentirse "orgulloso" por el comportamiento cívico de los participantes en la carrera.

 

"La jornada se ha desarrollado perfectamente. Es bonito saber que hemos salvado alguna vida haciendo lo que nos gusta", apuntó. Este precisó que la iniciativa surgió de forma espontánea, "sin tintes políticos, ni religiosos", al tiempo que aclaró que no quieren nada para ellos ni habrá comisiones, sino que "todo el dinero que se ha recaudado "irá directamente a Cruz Roja".

 

Una vez que se dio la salida -y a pesar de las bajas temperaturas de la mañana zaragozana- todos los participantes corrieron a paso ligero por la orilla del río Ebro hasta llegar a la autopista. Una vez allí, se dieron la vuelta y regresaron al punto de partida (la pasarela del Voluntariado) por la otra ribera, es decir, por el Parque del Agua, por el camino interior hasta cruzar por debajo el puente del Tercer Milenio.

Recorrido de 10 kilómetros

En total, la carrera que se hizo tenía aproximadamente unos 10 kilómetros, aunque en el parque del agua se permitían hacer recorridos alternativos para los que querían reducir esa distancia y hacer un entrenamiento más llevadero.

 

El colectivo que convocó esta carrera solidaria se denomina 'grupo 7:45' y es un conjunto de personas que quedan habitualmente para practicar este deporte. "Siempre salimos a correr por el meandro de Ranillas", comentó Galindo, miembro de ese club y promotor de la iniciativa por Haití.

 

"Esa zona se ha convertido en nuestro lugar común de entrenamiento", añadió. El nombre del grupo se debe a la hora en la que este grupo queda para iniciar su entrenamiento, a las 7.45 de la mañana.

Etiquetas