Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Días de fiesta en la provincia por San Sebastián

Pese a que el día de este santo fue el miércoles, un buen número de localidades continúan con las celebraciones, marcadas por la tradición y las citas gastronómicas

Uno de los vecinos ondea la bandera roja entre vecinos y curiosos.
Días de fiesta en la provincia por San Sebastián
JESÚS MACIPE

Esta es la semana de San Sebastián en la provincia de Zaragoza. Decenas de municipios celebraron el pasado miércoles una jornada llena de tradiciones y motivos gastronómicos. Ayer, las fiestas continuaban en un buen número de localidades, entre ellas Alcalá de Moncayo, Torrijo de la Cañada, Erla o Pradilla.

 

Desde el Arco del Villano a la iglesia de San Félix marcharon ayer decenas de torralbinos para honrar a San Sebastián. Un pendón rojo señalaba el camino y una alegre y repetitiva música marcaba el ritmo. El Baile de la Bandera y el del Villano son tradiciones del pueblo, a la que ayer se sumó la inauguración del antiguo arco de Carrapinilla, bautizado como del Villano. "Era uno de los cinco que tenía la muralla medieval y que ahora queda con el de la iglesia", dijo el alcalde, Alfonso Puertas.

Con el corte de cinta continuó el baile, que abrió Ramón Ibáñez. "Estuvo unos años sin bailarse por cuestiones políticas", recuerda este vecino.

 

Fue después de la Guerra Civil, y según señala Alfonso García, que la bandera fuera roja y el dance, pagano tuvo algo que ver. "El que coge el pendón le pide al santo algún favor", señala Puertas. Y todos desean que cuando ondea les pase por encima de la cabeza a modo de bendición.

 

En Alcalá, la jornada también fue concurrida. Además, la localidad recibió al obispo, Demetrio Fernández, de visita pastoral por toda la diócesis de Tarazona. Aunque San Sebastián fue el miércoles, en Alcalá los actos conmemorativos se trasladaron a ayer sábado para intentar congregar al mayor número posible de personas. Tras una misa oficiada por el obispo, se repartió roscón bendecido a las puertas de la iglesia y, a continuación, la multitud se trasladó para el aperitivo hasta un pabellón lleno. "Siempre que hacemos alguna celebración hay muchas personas y es algo que me enorgullece", afirmó el alcalde. Por la tarde hubo concurso de guiñote, con jamones como premio. Estaba prevista la tradicional hoguera, donde los vecinos asan productos de la tierra.

 

Mientras, en Pradilla la jornada comenzó con un almuerzo organizado por la peña 'El Cado', y continuó con una demostración de corta de troncos. Por la tarde hubo vacas por las calles y, desde las 20.30, doble sesión de baile a cargo de la orquesta 'Vendeta'.

Etiquetas