Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

El edificio en el que se ubica la sala Oasis saldrá a subasta pública en unas semanas

Así lo resuelve un auto judicial tras 17 años de pleitos por la propiedad.La programación musical anunciada hasta Semana Santa no corre peligro.

Aspecto exterior de la sala de conciertos, ayer por la tarde
El edificio en el que se ubica la sala Oasis saldrá a subasta pública en unas semanas
CARLOS MONCÍN

El conflicto por la herencia del inmueble número 28 de la calle del Padre Boggiero hará que el edificio en el que se ubica la popular sala Oasis salga a pública subasta en los próximos meses. Litigios sobre su propiedad, que se prolongan ya durante 17 años, han desembocado en una resolución del juzgado de Primera Instancia número 1 de Zaragoza, que se conoció ayer. El auto, para el que "no cabe recurso alguno", ordena que el inmueble sea subastado y declara el desalojo de la finca en cuanto esta se adjudique de nuevo.

 

La subasta, que se realizará en torno a Semana Santa a no ser que las partes alcancen previamente un acuerdo económico, no impedirá -no obstante- que la sala continúe ofreciendo mientras tanto su programación con normalidad. Las actuaciones programadas para las próximas fechas (DJ Tony Verdi, esta misma noche; The Raveonettes y Mister Hyde, el 4 de febrero; o David Penn & Rober Gaez, el 6) no corren peligro.

 

Los pleitos por la propiedad del edificio de la Oasis se remontan a 1992 y tuvieron un punto de inflexión cuando en 2007 una sentencia del Tribunal Supremo confirmó que la propiedad del edificio pertenecía al 50% a las dos partes litigantes. Una de ellas es la que ha solicitado la subasta del edificio, mientras que otra está formada por dos propietarios que, a su vez, gestionan la discoteca.

 

José María Lumbreras, el abogado de los demandantes, comentaba ayer que "por fin, tras 17 años en los que mis clientes no han recibido ningún tipo de alquiler, una decisión judicial firme les da la razón". Lumbreras explicó que el siguiente paso es solicitar una nueva tasación, trámite que podría tardar un par de semanas, y que aproximadamente para Semana Santa el inmueble saldrá a pública subasta. En esta puja podrán participar las dos partes que actualmente ostentan la propiedad, así como terceros ajenos al inmueble, siempre y cuando depositen previamente el 30% del valor de la tasación.

Gran expectación

El edificio, cuya última tasación supera el millón de euros (1.134.189 euros, en abril de 2009) podría alcanzar un altísimo precio en subasta pública, que se presume multitudinaria con la asistencia de los grandes grupos hosteleros dedicados al ocio y la restauración. Es previsible que participen representantes de toda España e, incluso, en los juzgados se ha especulado con la posibilidad de habilitar una sala especial si se llega a tal extremo.

 

Potentes empresas conocidas en Zaragoza como Tierra Café o Canterbury podrían estar interesadas en la puja, así como otras marcas externas que intentan desembarcar en la capital aragonesa.

 

No obstante, es previsible que la sociedad Misión Urbana, que gestiona la sala y con quien este diario no logró contactar ayer, intente alcanzar un acuerdo económico para evitar llegar a la subasta. Misión Urbana está formada por el 50% de la propiedad del inmueble.

 

Son esta parte de los dueños, quienes ocupan el edificio y quienes han acometido en los últimos años las muchas reformas que ha precisado la Oasis con su correspondiente inversión económica. Sin ir más lejos, debe recordarse la reciente rehabilitación para adecuarse a la normativa exigida por el Área de Urbanismo en lo referente a seguridad (al bloqueo de las salidas de emergencia, esencialmente). El club teatro permaneció cerrado durante cuatro meses -hasta abril del año pasado- pero finalmente logró cumplir todos los requisitos solicitados por el Ayuntamiento.

Etiquetas