Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Cultura negocia la rescisión de la contrata del Palacio de Congresos

La multinacional francesa que impugnó el concurso hace dos años, GL Events, podría asumir finalmente la explotación. Varios eventos peligran y sus organizadores sondean su posible traslado al Auditorio.

Celebración de un congreso médico en el Palacio, el pasado mes de octubre.
Cultura negocia la rescisión de la contrata del Palacio de Congresos
JOSÉ MIGUEL MARCO

La Consejería de Cultura del Gobierno de Aragón negocia desde hace días la rescisión de la contrata del Palacio de Congresos, cuya polémica gestión ha provocado críticas de congresistas y espectadores y la dura reacción del Ayuntamiento de Zaragoza por el "daño" que provoca a la imagen de la ciudad. Fuentes implicadas aseguraron a este diario que la multinacional francesa que impugnó hace dos años el concurso, GL Events, podría asumir finalmente la explotación.

El malestar general es compartido por el Ejecutivo autonómico, que trata de pactar una solución con los actuales gestores del Palacio de Congresos, Fodimetac, para evitar que la rescisión del contrato también acabe en los tribunales. Una de las cuestiones centrales es el pago del canon fijo anual, por un importe de 140.000 euros (más el correspondiente IVA). "Si incumple, facilitará todo, porque es una razón de peso para la rescisión del contrato. El pliego obliga al pago en los primeros diez días naturales del año, aunque se le ha dado una prórroga", señalaron las citadas fuentes.

Fodimetac debe reunir el dinero para la próxima semana, lo que parece complicado cuando la propia sociedad reconoció que no tenía un euro a 31 de diciembre y debía dinero a sus proveedores. Solo con Eulen, que hasta diciembre se encargaba de los servicios de limpieza y de seguridad, tiene una deuda contraída de más de 100.000 euros.

La solución pasa por la entrega de la explotación a GL Events, que al haber participado en la primera licitación evitaría alargar el proceso con la convocatoria de otro concurso o entrar en un procedimiento negociado. Fuentes de la DGA reconocieron que se mantienen contactos con la multinacional, con la que se está debatiendo un ajuste en las condiciones para la gestión del equipamiento.

Esta empresa, con más de 3.000 empleados, está implantada en una veintena de países. Solo en Francia gestiona una decena de palacios de congresos y en España está al frente del centro internacional de convenciones de Barcelona.

La rescisión cortaría de raíz la preocupación creciente entre las empresas que han contratado el Palacio de Congresos. Algunos de los eventos están en peligro y varios de los organizadores sondean su posible traslado al Auditorio de Zaragoza, según pudo constatar este diario. La preocupación es máxima entre los responsables del Congreso de Hipertensión previsto para marzo, con 3.500 asistentes, hasta el punto de que hoy se reunirán con el Gobierno regional.

Etiquetas