Despliega el menú
Zaragoza

OBRAS DEL TRANVÍA

El Huerva, cubierto antes de mayo

A mediados de febrero habrá concluido la retirada de las 170 vigas que soportaban el firme sobre el río Huerva en el Paseo de la Gran Vía de Zaragoza, el día 1 de ese mes comenzará la colocación de las nuevas y se calcula que en abril o mayo está concluido todo el cubrimiento.

Así lo ha puesto de manifiesto el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, durante una visita a estas obras que ejecuta la empresa constructora de la primera línea del tranvía y que afectan a cuatrocientos metros de Gran Vía desde la plaza Paraíso hasta la confluencia con la avenida Goya.

En este sentido, el alcalde ha asegurado que las obras no son solo para construir el tranvía, sino que es una operación que habría que haber hecho en todo caso por el deterioro que presentaban las estructuras, tras más de ochenta años sobre el cauce.

Y es que aunque el tranvía solo recorre veinte metros sobre el cauce del Huerva se va a aprovechar para renovar las 170 vigas, de veinte toneladas de peso, y que se sustituirán por otras 288.

El alcalde ha asegurado que se están cumpliendo los plazos previstos, especialmente para no perjudicar a los comerciantes y vecindario de la zona.

Diariamente se sacan siete vigas y hasta ayer se habían retirado más de sesenta con la ayuda de una grúa de 160 toneladas y una pluma de 38 metros de altura.

Como anécdota, Belloch ha destacado que muchos zaragozanos no se acordaban que debajo de Gran Vía había un río y bajan constantemente a ver el río, una oportunidad "única" para contemplarlo ya que cree que no podrá volverse a ver en el plazo de otros cien años.

Actualmente, el número de trabajadores a lo largo del eje de la Línea 1 del Tranvía supera ya las trescientas personas, con una incidencia mayor en el tramo que abarca Gran Vía, Fernando el Católico e Isabel la Católica.

Del total de trabajadores, quince son especialistas que se ocupan del proceso de soldadura de los carriles del tranvía.

En el barrio de Valdespartera, esta semana se está realizando el vallado entre la Avenida Séptimo Arte y Desayuno con Diamantes y en la calle Volver a Empezar se están ya ferrallando y hormigonando los estribos del puente, ampliado para el paso del tranvía.

En la zona de cocheras, al final de Gómez Laguna, se realizan los trabajos en las zapatas de las naves de mantenimiento y el resto de cimentaciones de una infraestructura que tendrá 21.000 metros cuadrados.

En las cocheras podrán aparcar 31 vehículos de 33 metros de longitud y se dispondrá además de una estación de servicio, una nave de torneado de ruedas, una zona de lavado, los talleres, un aparcamiento y un edificio administrativo.

En varias zonas de Vía Ibérica ya se ha echado hormigón de limpieza, por encima del cual se sitúa el carril, penúltima fase antes de la instalación definitiva de la plataforma del tranvía, que supone la recolocación de las vías, el hormigón y la pavimentación definitiva.

En el puente del Canal Imperial, donde ya están instalados los andamios, han comenzado los trabajos de recrecimiento del tablero, con la ampliación del estribo existente en el lado derecho.

Con las obras, que durarán dos meses, se ganará una amplitud de 1,35 metros y se instalará viga de mayor anchura que las que se van a colocar para la losa sobre el Huerva.

En Isabel la Católica, completados los tramos de la caja multitubular, también se echará hormigón de limpieza y continúan los trabajos en torno a los servicios afectados, y, en la plaza de San Francisco, se van a realizar trabajos de demolición y excavación de la plataforma.

Fernando el Católico es de las zonas más avanzadas de la obra y ya se pueden observar varios tramos de carril, donde diariamente se efectúa el proceso de soldadura a 2.500 grados, con el carril previamente enchaquetado.

Etiquetas