Zaragoza
Suscríbete por 1€

ZARAGOZA

El pleno pondrá a prueba la capacidad de Belloch para pactar los grandes proyectos

La sesión, que se celebrará el miércoles y el jueves, servirá para vislumbrar la política de alianzas del gobierno PSOE-PAR en el Ayuntamiento de Zaragoza durante el próximo año.La crisis económica marcará buena parte de las intervenciones del alcalde y la oposición.

Imagen de un momento de la intervención del alcalde en el debate sobre el estado de la ciudad de 2008.
El pleno pondrá a prueba la capacidad de Belloch para pactar los grandes proyectos
Pedro Etura

Llegó la hora del examen. El debate sobre el estado de la ciudad pondrá a prueba el miércoles y el jueves la capacidad del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, para concitar el acuerdo con los grupos de la oposición para desbloquear los grandes proyectos pendientes de su cartera política, como la Expo 2014, las recalificaciones de suelos industriales o los Juegos Olímpicos. Además, la sesión servirá para vislumbrar cómo puede evolucionar la mecánica de alianzas que regirá la discusión municipal hasta las elecciones de 2011.

 

Sobrevolando la política doméstica, la crisis económica será otro de los vectores dominantes de las intervenciones del alcalde y de los grupos de la oposición. El vicealcalde, el socialista Fernando Gimeno, confirma que Belloch hará un análisis de los efectos de la recesión y que apostará por incrementar las políticas sociales y de empleo. Su socio de gobierno, el aragonesista Manuel Blasco, comparte que la situación de la ciudad "es complicada por la crisis". "Pero Zaragoza no está en crisis. Hay potencia, capacidad y proyectos", dice.

El ultimátum de la Expo 2014

En el debate, los grupos mirarán con atención los movimientos del contrario. Especialmente atento estará el gobierno, que permanece a la expectativa de los gestos que haga la oposición de cara a desatascar sus proyectos. Así lo ve Gimeno, que subraya que "sería muy conveniente que hubiera acuerdos de gobernabilidad". En esta materia, al gobierno en minoría de PSOE y PAR se le están complicando las cosas.

 

Ha conseguido un aliado más o menos sólido en política fiscal y económica, como es IU, pero no lo tiene en los proyectos estratégicos del alcalde, como es la Expo floral o la recalificación de suelos productivos con el objetivo de proseguir con la expansión urbana de la ciudad. Tras dos años en los que Belloch sorteó con facilidad su minoría, ahora las cosas se le están complicando, hasta el punto que el alcalde se ha hartado y ha enviado a la oposición un ultimátum, consciente de que tiene todas las de perder.

 

No en vano, en el caso de no conseguir apoyos suficientes en el debate, Belloch no descarta trasladar la muestra floral al meandro de Ranillas en lugar de organizarla en la huerta de las Fuentes, la opción defendida hasta el momento. Esta solución desdibujaría por completo el proyecto original del alcalde. "La oposición debe posicionarse", dice Gimeno, que ya se lame las heridas, por si acaso. "Si perdemos, no pasa nada", comenta. El socio del PSOE, el PAR, lo ve del mismo modo. "La oferta de consenso por parte del gobierno está hecha. Ahora es la oposición la que debe responder", afirma el portavoz aragonesista, Manuel Blasco.

 

¿Y qué puede esperarse de PP, CHA e IU? Tratarán de fijar lo más nítidamente posible sus posiciones políticas de cara a 2010, un año que conforme vaya avanzando ganará en tono electoral. Los populares seguirán el guión de la oposición clásica, focalizando sus críticas en el alcalde y sin dejar margen al acuerdo en los grandes proyectos del PSOE.

 

La portavoz del PP, Dolores Serrat, que se estrena en este tipo de debates, lo confirma. "No compartimos esa visión expansionista de la ciudad y basada en los grandes eventos", dice Serrat, que subraya que se centrarán en la gestión del día a día.

Otra cosa es la posición de CHA e IU. Parece que los nacionalistas mantendrán su estrategia de propiciar algún acuerdo con el gobierno, como ha ocurrido con las ordenanzas fiscales. De este modo tratan de desmarcarse de bloque de oposición monolítica que habían mantenido hasta ahora junto al PP e intentan ganarle espacio a IU, con quien comparten cierto nicho electoral y una rivalidad que cada vez va a más en el Ayuntamiento. Eso sí, parece difícil, por no decir imposible, que le den un cheque en blanco al PSOE en una materia tan sensible como la urbanística, por lo que no caben pactos relativos a la Expo 2014 o a las recalificaciones.

 

CHA hará un balance crítico con el gobierno. "Si no es por el Fondo Estatal de Inversión Local, este año sería el de la paralización absoluta del Ayuntamiento", afirmó el portavoz de CHA, Juan Martín. Cree que el alcalde está en una situación de debilidad. "En materia de suelo, el gobierno no consigue nada. En otros asuntos, a cambio de tres complementos de productividad y una oficina en el Foro, llega a acuerdos con IU", dice. Ahora bien, salvo en recalificaciones y Expo, está dispuesta a jugar a los pactos. "En el debate debe haber acercamientos entre las fuerzas políticas. Estamos dispuestos a arrimar el hombro y la piedra de toque será la negociación del presupuesto", afirma.

 

Otro de los focos de interés será la actitud de IU. Una de las dudas es si mantendrá su proximidad con el gobierno, sobre todo en materia económica, o si empezará a marcar distancias. También habrá que ver cómo reacciona ante los intentos de CHA de mermar su posición privilegiada en materia de gobernabilidad.

 

De momento, como CHA y PP, rechazará la política de recalificaciones y la Expo 2014. Al margen de estas cuestiones estratégicas, el portavoz de IU, José Manuel Alonso, aboga por "hablar de ciudadanía y de sus derechos". "No vamos a descender a lo concreto, sino que hablaremos de modelos, de política", sostiene. Eso sí, de pactar recalificaciones, 'Expos' y cosas por el estilo, ni hablar. A ver cómo reacciona el alcalde.

Etiquetas