Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SERVICIO PARA 1.740 FUNCIONARIOS MUNICIPALES

El Ayuntamiento y la DGA negocian ya la transferencia de la Casa de Socorro al Salud

El Consistorio ha pedido que las 3.399 personas atendidas en este centro pasen al Servicio Aragonés de la Salud (SAS)

La Casa de Socorro, situada en el paseo de la Mina, en una imagen de ayer.
El Ayuntamiento y la DGA negocian ya la transferencia de la Casa de Socorro al Salud
carlos moncín

El Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón negocian ya el posible traspaso de la Casa de Socorro, que atiende a 1.740 funcionarios municipales y a sus familias, a la estructura del Servicio Aragonés de Salud. La consejera de Salud, Luisa María Noeno, y el consejero municipal de Hacienda y Economía, Francisco Catalá, tuvieron recientemente una reunión para hablar del tema, y la semana que viene técnicos municipales y autonómicos valorarán las distintas opciones que se pueden plantear.

 

La Casa de Socorro, situada en el paseo de la Mina, atiende a los funcionarios municipales contratados antes de abril de 1993. Ahora son 1.740 que, con sus familias, suman un total de 3.399 beneficiarios. Los funcionarios contratados desde 1993 ya pasaron al sistema de la Seguridad Social, por lo que la cifra de atendidos en la Casa de Socorro está en claro descenso. De hecho, las previsiones municipales calculan que en el año 2037 ya no habría ningún funcionario al que atender en la Casa de Socorro, ya que todos los beneficiarios estarían jubilados.

 

El Ayuntamiento considera que la Casa de Socorro supone un gasto excesivo para las arcas municipales y se plantea su cierre. Para ello, ya ha pedido al Salud que asuma la asistencia sanitaria de los beneficiarios de este centro municipal. A partir de ahora se comenzarán a estudiar las posibilidades. De momento, el Ayuntamiento ha establecido una comisión interna con economistas, jefes de servicio, contables y juristas, entre otros, para que analicen la Casa de Socorro y las opciones legales que se pueden plantear. El martes, la reunión que tendrán con la DGA servirá para plantear las conclusiones.

 

Francisco Catalá, consejero municipal de Hacienda y Economía, y Lola Ranera, concejal delegada de Régimen Interior, informaron ayer a los sindicatos de estas intenciones. Fuentes sindicales señalaron que, en dicha reunión, Catalá planteó la posibilidad de que al menos una parte del personal médico de la Casa de Socorro se reintegrara en el Sistema Aragonés de Salud.

 

Desde el Ayuntamiento confirmaron que los trabajadores de administración tendrían "una fácil reubicación" en la estructura del Consistorio, y que una pequeña parte del personal sanitario también podría recolocarse para cubrir la asistencia sanitaria de los grandes edificios municipales. Sin embargo, Catalá deslizó en la reunión la posibilidad de que otros pasaran al Salud.

 

Los sindicatos, por su parte, se mostraron contrarios a las intenciones del Ayuntamiento. Según ellos, en el pacto-convenio actual, firmado en 2008, se establece que la atención de la Casa de Socorro se mantendrá hasta 2011. "Entonces podremos sentarnos a hablar, pero hasta entonces todo tiene que seguir igual. El pacto esta para cumplirse, y si hay que cambiarlo, debe hacerse en el pleno", apuntaban ayer fuentes de distintos sindicatos.

Etiquetas