Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

OBRAS EN ZARAGOZA

Miguel Servet abre al tráfico tras seis meses de obras que han sido "la puntilla" para 30 locales

El alcalde de Zaragoza acudió a la inauguración de la avenida, tras las obras de reforma
Miguel Servet abre al tráfico tras seis meses de obras que han sido "la puntilla" para 30 locales
JOSÉ MIGUEL MARCO

La calle de Miguel Servet amaneció ayer rejuvenecida. Aceras más anchas, calzada más estrecha, un flamante carril bici... Sin embargo, seis meses después, su nueva y reluciente cara tenía una contrapartida: los carteles de "se alquila" o "se vende" que cuelgan de los escaparates de muchos locales.

La reforma de esta arteria que separa San José de Las Fuentes ha supuesto "la puntilla" para decenas de negocios que, ya tocados por la crisis, decidieron cerrar o trasladarse ante la perspectiva de seis largos meses de vallas, polvo y cierre del tráfico. La asociación de comerciantes de la calle Miguel Servet calcula que han echado la persiana "el 30%" de los negocios. "En la avenida han cerrado unos 15, pero con las calles cercanas la cifra sube a 30", calcula Jesús Nebra, vicepresidente de la asociación y gerente de Muebles Nebra.

Un concesionario de Opel, varios bazares orientales, dos tiendas de muebles, varias de textil, una más de aparatos musicales... "Las tiendas grandes hemos aguantado, pero el pequeño comercio ha sufrido mucho", contaba ayer Nebra. Él mismo calcula que sus ventas han bajado estos meses "sobre un 60%". Ahora, con la calle abierta, el reto es recuperar la clientela, y para ello piden soluciones al problema de aparcamiento de Las Fuentes y San José. "Hemos pedido ya al Ayuntamiento que pongan zona azul", señala Nebra.

José Antonio Miguel, de la Cerrajería Servet, observaba ayer a la puerta de su negocio el paso de la aclamada comitiva municipal en la inauguración de las obras. Contaba que "estos meses se han hecho muy largos" y cifraba en "un 50%" las pérdidas. Eso sí, afirmaba que "el resultado ha sido bueno", y confiaba en que se reanime el tránsito y la actividad comercial habitual.

Kika Villalba y Virginia Torcal, del Centro de Formación de Peluquería Arte Miss, explicaban que "cuando empezó la obra había mujeres que no podían venir", y se felicitaban de que hayan puesto carril bici, ya que "las bicicletas tienen que tener su espacio". No todos lo veían igual. La vía ciclista pasa por delante de las marquesinas, lo que para algunos será un problema. "Más de un susto nos llevaremos con las bicis", auguraba Sagrario Martín, vecina de Las Fuentes.

Sin árboles y sin bancos

En lo que coincidieron casi todos fue en el resultado de la obra. La calle de Miguel Servet ha ganado espacio para el peatón, ya que las aceras tienen hasta cinco metros de anchura. Sin embargo, la inauguración de ayer contó con dos importantes carencias, los árboles y los bancos. Los primeros tienen sus alcorques preparados con el sistema de riego por goteo instalado; los segundos (serán 20) se instalarán dentro de tres semanas, aunque una vecina de la zona se quedó sin respuesta cuando le hizo esta reclamación al alcalde, Juan Alberto Belloch.

El alcalde, que recurriendo al tópico se dio un baño de masas, dijo que "Miguel Servet pasó de carretera a calle con el Tercer Cinturón, y ahora pasa de calle a avenida". La presidenta de la junta de distrito de San José -al que pertenece una acera de la calle-, Carmen Gallego, criticó que solo se haya reformado un tramo y reclamó reformas en San José. Laureano Garín, presidente de la Junta de Distrito de Las Fuentes -al que pertenece la otra acera-, expresó su "gran satisfacción" por las reformas de su barrio.

Además de la reforma de Miguel Servet, que ha costado 3,5 millones de euros, Las Fuentes se ha llevado otros siete millones más del Fondo Estatal de Inversión Local. La remodelación de Compromiso de Caspe entre la avenida de San José y Jorge Cocci, otra de las grandes obras, acabará en dos semanas. Salvador Minguijón, San Adrián de Sasabe, Minas, Florián Rey y Silvestre Pérez también están de remodelación.

En el caso de Miguel Servet, la obra no solo ha servido para renovar la cara de la calle, sino que también ha permitido cambiar sus 'tripas'. Con la reforma, también se han cambiado las tuberías de abastecimiento de agua y de saneamiento. Eran antiguas y daban problemas, ya que estaban a gran profundidad, por lo que cada vez que había un problema, la obra que había que hacer era muy aparatosa. Por último, los autobuses volvieron ayer a recorrer Miguel Servet. Desde hoy, la línea 38 recupera su recorrido habitual.

Etiquetas