Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El fiscal pide siete años de prisión para un hombre por abusar de la hija de su pareja

Las psicólogas que examinaron a la niña dijeron ayer en el juicio que su relato es "inconsistente"La denuncia hizo que se retirara la custodia a la madre, pero ya la ha recuperado.

La pareja procesada, minutos antes de celebrarse ayer el juicio en la Audiencia de Zaragoza.
El fiscal pide siete años de prisión para un hombre por abusar de la hija de su pareja
JC ARCOS

La Sección Primera de la Audiencia Provincial juzgó ayer a puerta cerrada a Costinel C., un ciudadano rumano para el que la fiscalía pide siete años de cárcel por abusar sexualmente de una menor, hija de su actual pareja sentimenal. La denuncia fue presentada por el padre de la niña, que también pide prisión para su ex mujer, ya que considera que sabía lo que estaba ocurriendo y lo consintió. La defensa niega los hechos y solicita la absolución de ambos procesados.

 

Los abusos se denunciaron en agosto de 2007, unas semanas después de que un juez decidiese que fuera la madre de la pequeña la que se siguiera encargando de su guarda y custodia. La niña tenía entonces solo cinco años y, en un primer momento, su relato de los hechos fue calificado por los psicólogos como "coherente". De acuerdo con este informe, la fiscalía procesó por abusos sexuales al compañero sentimental de la mujer y a ella se le retiró inmediatamente la custodia, en favor del padre.

 

Sin embargo, solo cuatro meses después, la Sección Segunda de la Audiencia de Zaragoza ordenó que se volviera a explorar a la niña. Y, en esta ocasión, las conclusiones del equipo de psicólogos fueron bien distintas. Tanto es así, que la menor fue devuelta a su madre y al padre solo se le dejó verla una vez a la semana y de forma controlada.

 

Durante la vista oral celebrada ayer, estas psicólogas reconocieron que cuando volvieron a entrevistarse con la supuesta víctima, su relato era ya "inconsistente". Algo que les pareció extraño, tanto por el escaso tiempo transcurrido desde la primera exploración como por el elevado nivel de inteligencia de la niña.

 

Para la defensa, ejercida por el letrado Enrique Trebolle, esta valoración profesional de las funcionarias del Instituto de Medicina Legal de Aragón resulta fundamental y confirma la inocencia de los procesados. De hecho, tras el pronunciamiento de las psicólogas, el letrado renunció a la práctica de las tres pruebas periciales que había propuesto. Entre ellas, se incluía un informe psiquiátrico y sobre la personalidad de la pareja denunciada.

 

Pero las explicaciones de las psicólogas no sirvieron para que el ministerio fiscal modificara sus conclusiones provisionales, por lo que siguió reclamando una pena de siete años de prisión para el procesado (tres por un delito continuado de abusos sexuales y otros cuatro por otro delito en grado de tentativa).

 

El padre de la niña, a diferencia del fiscal, responsabiliza de lo ocurrido a su ex mujer. Su abogado, Juan Alarcón, mantiene que la niña le contaba a su madre lo que le hacía Costinel C. "Y teniendo conocimiento de lo que ocurría -explica-, no hizo nada por impedir la progresión delictiva del coacusado".

 

La acusación particular considera a la mujer cómplice de ambos delitos, por lo que pidió ayer que se le condene a cinco años de prisión. Como medidas adicionales, esta parte solicita también que se prive a la acusada de la patria potestad sobre su hija durante el tiempo que dure la condena, y que se le prohiba acercarse a ella durante un periodo de cinco años.

Etiquetas