Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Investigan a un general de la Guardia Civil por usar coches oficiales en la boda de su hija

Interior dice que la denuncia presentada hace 3 meses por la AUGC "se está tramitando", pero la asociación no descarta medidas legales.

El Ministerio de Interior reconoció ayer que se "está tramitando" la denuncia presentada hace tres meses por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) contra un alto mando zaragozano por el presunto uso irregular de dos vehículos oficiales con motivo de la boda de su hija. En el escrito dirigido a la Secretaría de Estado de Seguridad, el colectivo profesional explicaba que el teniente general Cándido Cardiel Ojer utilizó tanto un Audi A-6 como un Toyota Avensis, y que incluso pidió que se reservarán dos plazas de aparcamiento junto a la comandancia de Zaragoza (avenida de César Augusto) durante el fin de semana en el que se celebró el enlace matrimonial.

 

Según manifestaba ayer el secretario general de la AUGC en Aragón, Juan José García Calvo, la boda tuvo lugar el pasado 13 de junio en la capital aragonesa, pero los vehículos se utilizaron también el día anterior y el posterior. Justo un mes después y una vez conocido el "malestar entre los componentes de la comandancia", la asociación decidió presentar un escrito en la Delegación del Gobierno informando de lo sucedido y exigiendo la apertura urgente de una investigación.

Denuncia en el juzgado

"Han tenido más de tres meses para contestar y todavía no nos han dicho ni si han recibido nuestra queja", señalaba ayer García Calvo. "Ante esta situación -añadía-, nuestra organización ha decidido poner los hechos en conocimiento de la autoridad judicial, con la finalidad de que en el plazo más breve posible se presente la correspondiente denuncia en el juzgado de guardia de Zaragoza".

 

Para el representante de la AUGC, "más allá del posible delito penal, aquí estamos hablando de una cuestión ética y moral". "La actitud de este teniente general nos parece grave y reprochable, porque con el sueldo que tiene no necesita utilizar medios públicos pagados con el dinero de todos", concluía.

 

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron ayer a este periódico que el escrito de la AUGC se ha recibido y está siguiendo el cauce administrativo correspondiente. En cualquier caso, explicaron que habrá que esperar a su resolución para saber si efectivamente se han utilizado los vehículos de forma irregular.

Un Audi A-6 y un Toyota Avensis

En el escrito presentado por la Asociación Unificada de la Guardia Civil, se precisaba que los vehículos que supuestamente utilizaron tanto el teniente general como su familia fueron un Audi A-6 y un Toyota Avensis. En cuanto al primero, explicaban que se trata del coche oficial que utiliza habitualmente este alto mando de la Benemérita. "Se entiende que este vehículo se le asigna para tareas oficiales vinculadas con su cargo. Pero aunque aceptemos que por motivos de seguridad pueda llevarlo también a una boda, estamos hablando de dos coches y no uno", manifestaba Juan José García Calvo.

 

La queja dirigida a la Inspección de Personal y Servicios de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior incluía también una detallada relación de los movimientos de los vehículos durante su estancia en la capital aragonesa. Según el mencionado documento, la llegada de estos a la ciudad se produjo el 12 de junio de 2009, viernes, a las 13.30. Dos días después, sobre las 16.45, varias personas cargaban sus maletas y abandonaban la capital aragonesa.

Pero entre el momento de su llegada y su partida, ambos vehículos fueron utilizados constantemente. De hecho, durante la madrugada del sábado al domingo, se registraron continuos desplazamientos.

Etiquetas