Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DESPUÉS DE LA OFRENDA

Flores para hacer más flores

El manto vegetal de la Virgen, una vez retirado, es reciclado en el Ecovertedero y acaba convertido en compost para usar en agricultura y jardinería.

El viaje que inician las flores de la Ofrenda del Pilar en las floristerías de la ciudad concluye en el Ecovertedero. Después de una semana de fiestas exhibiendo sus vistosos colores en la plaza del Pilar, los operarios de FCC recogieron el lunes los más de ocho millones de flores depositadas junto a la Virgen y le dieron un destino mucho menos lucido: concretamente, el mismo que se le da al resto de residuos orgánicos de la ciudad y sus alrededores.

Los trabajadores se afanaban en retirar las flores, ya marchitas, con rapidez. Desde lo alto del manto hasta abajo, ayudados por rastrillos... varias decenas de trabajadores de la empresa de limpieza cambiaron el decorado de la plaza en cuestión de horas.

 

Del manto, las flores fueron a los cubos verdes que el lunes rodeaban el enorme manto de la Virgen. De los cubos, a los camiones que esperaban en el corazón de la plaza del Pilar. Y de los camiones, al Ecovertedero. La actividad fue frenética y se prolongó durante casi todo el día. Finalmente, los ocho millones de flores acabaron camino del PTR.

 

Una vez en él, el proceso está automatizado y la belleza floral queda diluida entre toneladas de basuras de todo tipo llegadas desde 23 municipios de Zaragoza, 10 de la Ribera Baja del Ebro, 14 del Campo de Cariñena y 15 del Campo de Belchite. Al llegar, los camiones pasan un control de pesaje, donde se controla el tipo de residuos que lleva. En este caso, los camiones son de materia totalmente orgánica, el llamado 'todo en uno', en el que se incluye la basura que generan los domicilios. Después, los vehículos vuelven a ser pesados para ver cuánta carga han metido en el Ecovertedero.

 

Unas enormes cintas transportadoras sirven para que se haga una primera selección. En ella se separan los materiales que pueden ser reciclados. Las flores pasan de largo por este circuito. Su siguiente destino es el llamado 'digestor', en el que estarán unos 18 días degradándose y generando biogás, que es recogido en estos 'digestores' y conducidos a la planta de gas de las instalaciones.

 

Compost para usos varios

Finalmente, el proceso termina en la fabricación del compost. El producto es de alta calidad y se puede utilizar el agricultura, jardinería urbana y en la regeneración de suelos erosionados. De momento, el nuevo vertedero regala a quien quiera este abono natural.

 

Las 2.000 toneladas que genera al mes se están utilizando de manera gratuita en campos de cebada y de alfalfa, principalmente. Hace poco, también salió una partida para utilizarla de manera experimental para la reforestación de una zona cercana a Quinto de Ebro.

 

La alta calidad de estos abonos sirven para la jardinería doméstica, por lo que las flores de la ofrenda pueden valer, perfectamente, para que crezcan nuevas flores que enluzcan el manto de la Virgen en la Ofrenda del año que viene.

Etiquetas