Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Cierran sin acuerdo la mesa que analizaba los suelos que podrían acogerse a convenios urbanísticos

El equipo de Gobierno PSOE-PAR en el Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado cerrar la mesa que analizaba todos los suelos de la ciudad que podrían acogerse a convenios urbanísticos para su desarrollo, al no alcanzarse ningún acuerdo con los tres grupos de la oposición.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el consejero municipal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, tras la última reunión de la Junta de Portavoces para debatir la última propuesta del equipo de Gobierno sobre la convocatoria de un concurso público al que podrían optar todos los propietarios de suelos productivos de Zaragoza.

Se trata de un concurso, ha explicado Pérez Anadón, para el que no sería necesario la aprobación del pleno salvo si fuera necesario modificar el Plan General de Ordenación Urbana, pero se podría declarar de interés extramunicipal y solicitar la participación del Gobierno de Aragón.

El responsable de Urbanismo ha destacado que Zaragoza tiene en la actualidad suelo público suficiente hasta 2011 para seguir con la misma política urbanística de construcción de vivienda protegida pero "dentro de siete años no habrá suelo".

Por ello entiende que, con su rechazo, la oposición "no quiere suelo para dentro de siete años" y que "solamente la mala fe puede servir para defender la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)".

La negociación con los grupos comenzó después de que en el pleno del pasado mes de febrero el equipo de Gobierno no lograra el apoyo suficiente para impulsar el convenio urbanístico de la carretera de Huesca para construir 12.000 viviendas, el 66 por ciento de VPO, y un 18 por ciento del suelo para cesiones al Ayuntamiento.

En la primera reunión se analizaron los veintidós posibles suelos productivos, de los cuales seis contaban con más potencialidades: carretera Huesca-vías del ferrocarril, entre vías del ferrocarril y Cuarto Cinturón; en torno a la Ciudad de Transporte; en la zona sur en las proximidades de los Montes de Torrero; en el oeste entre la carretera de Madrid, Arcosur y Pla-Za y en la trasera industrial del corredor de la carretera de Madrid, en Miralbueno.

También se aportó a la oposición el suelo de patrimonio municipal que queda para VPO que se pueda enajenar para construir esos pisos y ayude a financiar inversiones municipales, actualmente en torno a 2.039 viviendas.

Con la situación actual, el acuerdo del equipo de Gobierno ha sido el de proponer la convocatoria de un concurso público en aquellos suelos productivos de Zaragoza, que estarían sujetos además al interés público.

Pérez Anadón ha asegurado que se garantizaría la total concurrencia, transparencia y publicidad y que las plusvalías se revertirían en las inversiones públicas.

Debería fijarse el porcentaje de cesión de suelo para el patrimonio municipal, el de viviendas protegidas, los plazos y características de la urbanización a realizar, la compatibilidad con el modelo del PGOU, su accesibilidad, distancias al centro y conexiones con transporte público.

Posición de otros grupos

Para el portavoz del PAR, Manuel Blasco, se trata de una propuesta "ajustada a las necesidades de la ciudad, coherente y razonable" y cree que en la postura de la oposición prima "más el miedo que no la prudencia y en algunas ocasiones la costumbre".

La portavoz del PP, Dolores Serrat, ha anunciado que su grupo no tiene intención de entrar en debates de especulación urbanística y que si se tiene que debatir se haga desde la revisión del PGOU, sobre todo en un momento en el que hay suelos productivos que parece que no van a tener salida y que afectarían a un tercio del territorio de Zaragoza.

A juicio de Serrat, el concurso planteado sigue siendo "un convenio a la carta" y habría que volver a elegir algunas prioridades.

El portavoz de CHA, Juan Martín, ha rechazado esta propuesta porque se necesita un análisis "previo y sosegado" y fijar por dónde se quiere que crezca la ciudad, "si hay que actuar en los barrios consolidados o en la orla", y además cree que el horizonte de agotamiento de suelo público establecido por el PSOE "no es creíble".

Martín defiende que el desarrollo urbanístico debería suscribirse al seno de una revisión del PGOU, al tiempo que ha criticado la postura del PSOE por plantear recalificaciones de suelos industriales o para organizar la Expo 2014 y al mismo tiempo haya otros desarrollos como el barrio del AVE bloqueados.

Etiquetas