Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El recibo medio del IBI bajará 2,91 euros en 2010, pero la factura del agua y la basura subirá 7,15

La carga de cada familia zaragozana por los principales tributos rondará los 569,90 euros, unos 3,7 más que este año.

3,74 euros más. Este es el incremento que tendrá que asumir el próximo año, respecto a 2009, una familia media zaragozana, con tres miembros, un turismo y una casa de 90 metros cuadrados, por los principales tributos municipales. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), incluido el garaje, bajará 2,91 euros y el de circulación, 50 céntimos. Pero este ahorro tendrá como contrapartida la factura del agua y la basura, que se encarecerá 7,15 euros.

 

Esta es la traslación que tendrá a los bolsillos de los zaragozanos la propuesta de revisión de las ordenanzas fiscales de la capital aragonesa, que se aprobará en el pleno municipal de octubre con el apoyo de PSOE, PAR, CHA e IU. Solo el PP se ha mostrado contrario a esta modificación, ya que a su juicio no se ajusta al coste de la vida: hay que tener en cuenta que los precios bajaron un 0,8% en agosto, mes que se suele tomar de referencia para actualizar los tributos municipales.

 

Según datos facilitados por el Área de Economía y Hacienda del Consistorio, casi la mitad de la carga fiscal de una familia zaragozana se la llevará el IBI, que se reducirá alrededor de un 1%. Una familia media tendrá que pagar unos 289,89 euros por la contribución urbana en 2010, de los que 19,78 corresponderían al garaje. Esta cantidad supone un ahorro de 2,91 euros respecto al año 2009.

 

Algo parecido le ocurre al impuesto de circulación, que también bajará de media un 1%. Al año, el Área que dirige el socialista Francisco Catalá considera que, si se toma como referencia un coche de entre 12 y 15,99 caballos fiscales, el próximo ejercicio la factura se elevará a 125 euros, unos 50 céntimos menos que este.

 

En el caso de que el vehículo sea de menor cilindrada (menos de 8 caballos fiscales), el ahorro será de un 4,65%, es decir, de un euro (de 21,5 en 2009 a 20,50, en 2010). Si el contribuyente tiene un utilitario de 8 a 11,99 caballos fiscales, el recibo le bajará un 3,4%, unos dos euros. Los coches de más de 16 caballos fiscales pagarán lo mismo que este año.

 

La otra cara de la moneda es el recibo del agua y la basura, que este año volverán a subir por encima del IPC para aproximarse a los costes del servicio. El incremento será del 5%. Para el resto de las tasas, se ha previsto una reducción del 0,8%. Si se suman las facturas de agua y basura el aumento será de 7,15 euros.

 

El más importante, por su cantidad, es el del agua. Una familia de tres miembros con un consumo medio (2,5 metros cúbicos por persona y mes) pagará en 2010 unos 107,37 euros por el suministro. Esta cantidad es 5,11 euros mayor que la que desembolsó este año al Ayuntamiento. En total, unos 0,42 euros al mes.

Penalizaciones y bonificaciones

No obstante, la tasa del agua incorpora un sistema de penalizaciones y deducciones en función del consumo. Por ejemplo, si la familia tipo bajara su gasto de agua un 10%, comprobaría como se ahorraba al final del año 7,18 euros. Si lograra disminuirlo un 5%, la reducción de su factura sería de unos 64 céntimos. En el caso de que utilizara una cantidad mayor de agua, por ejemplo un 5% más, sufriría un incremento anual de 14,61 euros (un 10,44%). Pero si al final esa familia gasta un 30% más, la factura se dispararía un 36,13%: unos 50,55 euros, es decir, pasaría de 102,26 a 152,81.

 

La basura, que grava por un lado la recogida de residuos y, por otro, su tratamiento y eliminación, supondrá de media a partir del 1 de enero 47,64 euros, 2,04 más que este año. De esta cantidad total, 16,11 euros corresponden al tratamiento y eliminación de la basura, mientras que los 31,53 euros restantes se cobran por la recogida de basuras.

Etiquetas