Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Suspendido un juicio porque la Policía llegó tarde con los acusados

La Audiencia tuvo que aplazar la vista al no comparecer dos de los procesados. Desde el 7 de septiembre, la custodia de presos en sedes judiciales es responsabilidad del CNP.

La Guardia Civil lleva los presos al juzgado y, desde septiembre, se los entrega a la Policía Nacional.
Suspendido un juicio porque la Policía llegó tarde con los acusados
ESTHER CASAS

La Audiencia Provincial de Zaragoza suspendió ayer un juicio que debía celebrarse contra tres personas acusadas de secuestro y amenazas porque la Policía Nacional, encargada desde el pasado 7 de septiembre de la custodia de presos en sedes judiciales, llegó tarde con dos de los acusados.

 

La vista estaba fijada para que diera comienzo a las 10.00 ante los magistrados que integran la Sección Primera. Sin embargo, como pasadas las 10.25 los dos acusados que están en prisión preventiva por estos hechos todavía no habían aparecido, el presidente de la sala -que también lo es de la Audiencia Provincial de Zaragoza-, Julio Arenere, decidió suspender el juicio y aplazarlo para el próximo 17 de noviembre. A esta ausencia se añadía que el tercer acusado en cuestión, que está en libertad provisional, tampoco se había presentado.

 

El conflicto planteado por la impuntualidad de los policías responsables de la conducción de los presos ya se había repetido otra vez, aunque la tardanza en esa ocasión no fue tanta y el juicio se celebró.

 

Hasta hace tres semanas, la competencia del traslado de detenidos dentro de las sedes judiciales era de la Guardia Civil. Sin embargo, el Ministerio del Interior decidió cambiar el protocolo de seguridad a raíz de descubrir planes de fugas de terroristas de ETA y también para evitar que se repitan huidas como la protagonizada por el jefe de la banda albanokosovar que asaltó la casa del empresario José Luis Moreno, que quedó en libertad por error tras un cúmulo de descoordinaciones entre policías y jueces.

 

Ahora, la Guardia Civil se encarga exclusivamente de sacar a los presos de la cárcel de Zuera y los lleva a los juzgados. Al llegar, se los entrega a la Policía Nacional, que desde ese momento y hasta que regresan de nuevo a prisión se hace cargo de ellos.

 

En la capital aragonesa, se ha encargado coyunturalmente de esa tarea la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) por falta de agentes en la Polivalente, que sería a la que le correspondería su custodia. Aunque también la han llegado a hacer coches patrulla normales. Por el poco tiempo que hace que tienen encomendada esta misión, fuentes policiales explicaron que el retraso en los traslados a la Audiencia puede deberse a disfunciones en la nueva tarea.

 

La nueva normativa reforma un protocolo con 14 años de antigüedad y se ha puesto en marcha cuatro meses después de lo ocurrió con el albanokosovar Astrit Bushi, que atacó y robó al productor José Luis Moreno y que posteriormente fue capturado en su país. En este caso, Interior expresa taxativamente que: "En ningún caso procede la puesta en libertad por las fuerzas y cuerpo de seguridad la liberación de un preso en custodia o traslado".

Etiquetas