Zaragoza

OBRAS DEL TRANVÍA

Las ayudas a los afectados se limitarán a las que recogen las ordenanzas

Las ayudas a comerciantes, industriales, profesionales, autónomos y consumidores que se vean afectados por las obras del tranvía de Zaragoza serán las que están recogidas en las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento y se podrán gestionar a través de las oficinas sindicales, empresariales y de consumidores que se habilitarán para ello.

 

Este es uno de los aspectos que se recogen en el acuerdo que ha firmado el alcalde Juan Alberto Belloch con los presidentes de la Cámara de Comercio, Manuel Teruel, y de la Cepyme, Aurelio López de Hita, y representantes de UGT y CCOO, Confederación de Empresarios de Zaragoza y de la Unión de Consumidores de Aragón.

 

Todos ellos han suscrito el Acuerdo para el Fomento Económico y Social de Zaragoza 2008-2011, que también han firmado la consejera de Servicios Públicos del consistorio, Carmen Dueso, y el consejero de Fomento y Deportes, Manuel Blasco. Se trata de un "documento de medidas a favor de los sectores afectados por las obras del Tranvía", en el que se recogen distintas acciones cuyo objetivo es minimizar los efectos que los trabajos de construcción de esta línea puedan tener dichos sectores, según explicó Belloch tras el acuerdo.

 

El alcalde ha recordado que el tranvía no es sólo un medio de transporte con más capacidad, más seguro y eficaz, sino que es un proyecto medioambientalmente sostenible, sanea las infraestructuras y dará empleo a entre 1.600 y 1.800 personas, con una inversión prevista de 400 millones de euros. Es, ha asegurado, un plan que supondrá un incremento de la actividad comercial de entre el 30 y el 40 por ciento cuando esté finalizado.

 

Las medidas que contempla el documento tienen como objetivo minimizar los efectos de las obras y tratar de reducir al máximo su duración, complementar la información con la participación activa de los implicados y garantizar el acceso del público. También recoge los suministros de servicios básicos y espacios para repartos, cargas y descargas, con vigilancia específica y proporcionar información necesaria y adecuada en el tiempo.

 

Los firmantes del acuerdo ejercerán de interlocutor ante el consorcio responsable de la puesta en marcha del tranvía "Traza", para lo que se crearán oficinas o puntos de información a la que se deberán dirigir los afectados para recibir información. Estos puntos de información coordinarán otros aspectos relacionados con los accesos y la movilidad, la logística y el aprovisionamiento de las materias y componentes de las empresas afectadas, de afección a los suministros y servicios o sobre riesgos laborales, así como de los beneficios fiscales.

 

En este sentido, se contemplan reducciones de entre el 10 y el 20 por ciento de la cuota del IAE, de la tasa de abastecimiento de agua, de recogida de residuos, de la tasa de badenes y reserva de espacio y bonificaciones para la tasa de veladores para todas las empresas ubicadas en la traza del tranvía y que sufran afecciones por un periodo de más de tres meses.

 

El acuerdo también contempla un plan de dinamización para minimizar posibles descensos de ventas, así como limitar molestias y afecciones. Para hacer un seguimiento del documento se ha constituido una Comisión de Trabajo para el Estudio de las Afecciones de las Obras del Tranvía, integrada por representantes del Ayuntamiento de Zaragoza, de la Sociedad de Economía Mixta adjudicataria del proyecto, Zaragoza Dinámica y del resto de organizaciones firmantes.

Etiquetas