Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

"Los promotores inmobiliarios tienen en la ciudad consolidada una oportunidad de negocio"

Nardo Torguet, gerente de Zaragoza Vivienda, inauguró las jornadas de revitalización urbana del barrio de San José, que concluyen hoy con varias visitas guiadas.

Nardo Torguet inauguró el jueves las jornadas del barrio de San José.
"Los promotores inmobiliarios tienen en la ciudad consolidada una oportunidad de negocio"
DIEGO GARCÍA

¿De dónde surgen estas jornadas?

Se hacen porque así lo ha decidido la parte más organizada y representativa del barrio, la asociación de vecinos de San José, con el impulso decidido de la presidenta de la Junta Municipal, Carmen Gallego, que le ha dado soporte y que está pilotando esta iniciativa.

¿Y por qué cree que San José necesita un plan de rehabilitación?

Esa será una de las conclusiones. No soy yo quien tiene que decir que San José necesita un plan de revitalización. Pero lógicamente espero que en la línea de otros barrios la conclusión del domingo sea la necesidad de enfocar las políticas desde la globalidad, sumando todos los elementos que intervienen en un espacio tan rico como es San José.

Imagino que será necesario realizar un chequeo completo del barrio ¿Podría avanzar alguno de los problemas que identifica en él?

San José es un barrio de barrios, contiene realidades distintas y por tanto hay que tener una mirada unitaria, homogénea. Es compleja y sería atrevido por mi parte pensar que tengo en mis manos un diagnóstico de su situación social, espacial, urbanística, y la respuesta a ese diagnóstico. Las jornadas abren ese proceso de pensar el barrio entre agentes políticos, sociales, técnicos, profesionales… Es cierto que San José, como otros barrios obreros de la primera periferia desarrollados en los años cincuenta sobre distintas tramas urbanas anteriores, comparten con Las Fuentes, Torrero, Delicias o Picarral problemáticas de composición social, de envejecimiento de su parque de vivienda… De las 75.000 viviendas de más de 40 años que en estos momentos hay en Zaragoza, gran parte están en estas zonas. Está claro que hay un envejecimiento de ciertas áreas que necesitan de políticas públicas activas en materia de rehabilitación, no solo de la vivienda sino de otras.

¿A qué se refiere?

Sí, hemos aprendido en muchos años de trabajar en las políticas de rehabilitación públicas que no solo hay que intervenir en la vivienda, hay que intervenir con políticas de promoción comercial, etcétera, que dan cohesión a una política urbana que pretende la recuperación del barrio. Realizar estudios científicos sobre el empleo, las rentas, el funcionamiento del comercio… es fundamental para poder expresar luego políticas públicas coherentes y ajustadas a los problemas.

Carmen Gallego decía que el barrio necesita nuevas viviendas para que los jóvenes no se tengan que marchar.

Sin fijar la población joven es difícil, por muchas políticas que se hagan, que los espacios urbanos tengan futuro. En ese sentido, Zaragoza Vivienda -y ese es uno de los compromisos adquiridos- va a construir entre Cesáreo Alierta y San José 400 viviendas para jóvenes en alquiler, con opción de compra a los diez años. También hemos hecho el esfuerzo de rehabilitar lo existente. Desde 2001, año en el que se extiende la ordenanza de ayudas a la rehabilitación a toda la ciudad y no solo al Casco Histórico, hemos tramitado ayudas por un valor de casi 5 millones de euros en el distrito 5, el barrio de San José, favoreciendo a 3.500 familias de la zona. Y detrás de eso hay una enorme inversión, porque estas cifras representan el 35% de la inversión que han hecho la iniciativa privada. Sin la concertación del resto de las administraciones y de la iniciativa privada no es posible favorecer procesos como los que se están planteando en los barrios.

Habla de empresas, de entidades financieras…

Los promotores inmobiliarios, que durante muchos años han tenido la mirada puesta en la nueva construcción y en las extensiones urbanas tienen que volver a mirar hacia la ciudad consolidada, porque también es una oportunidad de negocio. Además, está claro que en las encuestas se señala que los jóvenes tienen un gran arraigo en el barrio y se interesan por las viviendas rehabilitadas, si las haces atractivas y las dejas en las mismas condiciones que las viviendas de nueva construcción.

En el Casco Histórico, los vacíos urbanos se han aprovechado como una oportunidad. ¿Podría plantearse esa iniciativa también en San José?

Esa iniciativa fue un encargo que se produce hace escasamente tres meses por parte de Izquierda Unida para crear un plan de empleo haciendo posible, además de dar trabajo a más de 40 personas, recuperar espacios en el Casco. Verlo ya materializado es un éxito. En el Casco Histórico queda mucho por hacer, y hacer política es establecer prioridades. La mejora del Casco Histórico, por eso, es una prioridad. Allí es donde más se producen vacíos urbanos por la evolución del tejido edificado, pero si del producto del diagnóstico aparecen esas situaciones en el barrio de San José, habrá plena colaboración para ampliar esta iniciativa a otros barrios, si es posible, en el presupuesto de 2010.

¿Sería la Expo de 2014 un revulsivo para atraer nuevas infraestructuras y una renovación urbana al barrio de San José y Las Fuentes, de situarse en la huerta de Las Fuentes?

Hablar de estos acontecimientos, como la Expo 2008, el 2014 o el 2016 con la capitalidad cultural europea son una oportunidad de la ciudad. Pero este tema de los emplazamientos está sin resolver y corresponde a los responsables políticos tomar una decisión, no a los técnicos. Esta semana pasada, los vecinos del Picarral han podido ver un avance del plan de rehabilitación que se prepara para el barrio…

Hace 18 meses se celebraron las primeras jornadas de rehabilitación urbana del Picarral y 14 meses después, sobre la mesa está el avance del plan de rehabilitación y revitalización urbana del barrio del Picarral. Este es el proceso de participación ciudadana en materia de urbanismo más amplio y más profundo que se ha producido en Zaragoza y de los más profundos que se han producido en España en las últimas décadas. Esa es la categoría que tiene. Más de 1.000 personas han participado en reuniones a todas las escalas. Eso es lo más valioso.

Etiquetas