Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PILAR 2009

Zaragoza se empieza a vestir para el Pilar

Última prueba. Miguel Ángel Lahoz ayuda a Marta Peirona a colocar la mantela en el traje a medida que lucirá en la Ofrenda
Zaragoza se empieza a vestir para el Pilar
MAITE SANTONJA

Marta Peirona tenía ayer en la tienda 'El bancal' la última prueba del atuendo que lucirá en la Ofrenda, a la que acudirá por primera vez. Un traje de Zaragoza de fiesta del siglo XVIII, de un animado colorido naranja y en el que la pieza más característica es el justillo, envarado con ballenas de madera de olivo. Lo encargó a finales de mayo y tras su confección hay más de una semana de trabajo.

Para la mayoría, los preparativos del Pilar pasan, necesariamente, por la indumentaria tradicional. "Desde principios de verano ya no cogemos encargos, porque no llegaríamos", explica Miguel Ángel Lahoz, propietario de este ya clásico negocio del sector que lleva 23 años abierto al público.

Entre 60 y 70 atuendos confeccionados en este taller se estrenarán en estas fiestas. En este caso, apenas se notan los efectos de la crisis. "A lo mejor hemos sufrido una caída del 10%, pero no más", reconoce Lahoz. El listado de opciones y precios resulta infinito. Miguel Ángel Lahoz habla de que un traje de diario puede salir por 500 euros, mientras los de fiesta suben ya a 900, 1.200 euros e incluso más, dependiendo de los complementos.

El esfuerzo económico seguro que vale la pena. Pero, para los bolsillos más modestos, se pueden encontrar trajes de campesina a medida (el más sencillo) a partir de 350 euros e incluso los fabricados en serie por 250 euros. "La gente va a vestirse para estos días, eso seguro, porque hay devoción y tradición, pero se está gastando menos en los complementos", opina Fernando Royo, gerente de 'La flor de Aragón'.

Claveles y gladiolos

En estos días las floristerías están ya haciendo sus números para calcular los pedidos. "Estamos todos bastante retraídos porque durante el año las ventas han ido a la baja, alrededor de un 40%, y por eso el acopio de género casi se va a reducir a la mitad", reconoce el presidente de la Asociación de Floristerías de Aragón, Pedro Vicente.

No obstante, la ilusión y las ganas que se ponen a la hora de preparar los ramos no decaen ni un ápice. Un buen ejemplo de ello son las hermanas Marta y Teresa Bertomeu, que han cumplido nada menos que 30 años en el establecimiento 'Decoflor'. Aunque reconocen que las ventas que realizan para El Pilar no suponen más del 5% de la facturación total y que en lo que va de 2009 han vendido un 20% menos, se desviven en explicaciones cuando hablan de la Ofrenda y lo que conlleva.

Ellas, a diferencia de buena parte de los negocios de este sector, no cogen encargos para esta fecha. "Tenemos una clientela muy fiel, estamos trabajando para bodas de los hijos de nuestros primeros clientes, por lo que nuestra oferta se centra en ramos ya preparados", explican. Les preocupa cómo va a influir que el día de la Patrona coincida en puente. "Va a venir más gente de fuera, eso seguro, pero también se irán personas que residen aquí", reflexionan en voz alta.

Los precios de los ramos no van a subir respecto al año pasado. La media docena de clavel colombiano, bien arreglado con helechos, paniculata, tela y una pequeña lazada, cuesta 10 euros, mientras la docena ya se eleva a 18 euros. Aquellos que acuden muy temprano hasta el manto a la Virgen prefieren los claveles y gladiolos blancos, que son los que por su color se colocan en la parte más alta. Basta con sencillamente 4 gladiolos atados con un discreto cordel, que vienen a costar 10 euros. Quien recurra a la venta ambulante de flores sueltas y a establecimientos no especializados se puede ahorrar algún euro.

Pedro Vicente y las hermanas Bertomeu aprovechan la ocasión para aludir a un eterno debate, la posibilidad de "enfocar" de otra forma la Ofrenda para que luzcan mejor los ramos. "A la gente lo que le gusta es ver su ramo subir, lucirlo. El hecho de desmontarlos en la base desanima a los participantes", recuerda el presidente del colectivo de floristerías.

En estos preludios la polémica está servida con la decisión de la Junta de Seguridad de que la venta de entradas que dan acceso a la carpa de Interpeñas no se lleve a cabo en el recinto. "Estamos todavía a la espera de la notificación oficial, cuando somos los principales afectados", recordaba ayer su vicepresidente, Braulio Cantera.

Etiquetas