Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Las líneas desviadas por las obras del tranvía tendrán 22 paradas provisionales

En el número 8 de la calle de Asín y Palacios pararán desde el próximo lunes siete nuevos autobuses urbanos

Las líneas de autobús que sufrirán desvíos a partir del próximo lunes por las obras del tranvía tendrán 22 paradas provisionales en sus nuevos recorridos. Tuzsa comenzó ayer a señalizar las paradas que van a quedar suprimidas por el corte al tráfico, sentido entrada a la ciudad, de Vía Ibérica, Isabel la Católica y Gran Vía, que llegará en menos de una semana. Para sustituirlas, la empresa ha pactado con el Ayuntamiento los nuevos lugares donde se podrá coger el autobús, que han procurado que estén lo más cerca posible de las suprimidas y con la misma frecuencia.

 

Las paradas anuladas son las que están en las calles cortadas (Vía Ibérica, Isabel la Católica y Gran Vía), aunque solo en sentido entrada a la ciudad. Para compensar, Tuzsa ha intentado aprovechar paradas ya existentes en otras calles, aunque también ha creado nuevos emplazamientos. En este último caso, como suele ser habitual en las paradas provisionales por obras, los usuarios no tendrán marquesina, sino que los nuevos puntos estarán marcados por postes.

 

Las líneas 20, 30, 40 y 45 usarán el eje formado por la calle de La Vía, Asín y Palacios, Violante de Hungría, Cortes de Aragón y Hernán Cortés. Por lo tanto, estas cuatro líneas (más la 42 y la nueva C6 en algunas calles) coincidirán en la mayoría de nuevas paradas. En estos recorridos alternativos, los autobuses cogerán viajeros en doce nuevos puntos. El trayecto de salida de la ciudad será invariable para estas líneas, ya que ninguna calle está cortada en este sentido.

 

El tráfico será especialmente intenso en la parada de la calle de La Vía (a la altura del número 30), en la calle de Asín y Palacios (en el número 8) y en Hernán Cortés (número 35). En estos tres puntos pararán cuatro, siete y cinco nuevas líneas de autobús, respectivamente.

 

Especialmente significativos son los casos de la calle de La Vía (que es de un solo carril) y de la calle de Asín y Palacios (que tiene dos carriles, pero donde los autobuses escolares y las dobles filas suelen entorpecer el tráfico).

 

En el caso de la 141 y de la C3, el recorrido elegido para salvar los cortes ha sido la prolongación de Gómez Laguna, Gómez Laguna, Violante de Hungría y plaza del emperador Carlos V. En este caso, los recorridos por estas calles son de ida y vuelta. En este trazado, Tuzsa ha previsto paradas en ocho nuevos lugares. El Ayuntamiento decidió que estos dos autobuses no usarán el eje de Asín y Palacios, como el resto, para no sobrecargar de tráfico la zona, para perjuicio de los vecinos de Montecanal y Valdespartera, que se quedan sin acceso directo en autobús a Casablanca.

Desestimada la suspensión

Por otro lado, el Juzgado Contencioso-Administrativo número 2 de Zaragoza desestimó en un auto, emitido el 11 de septiembre, la suspensión cautelar de las obras del tranvía, como había pedido el consorcio Iridium, que luchaba por la adjudicación que finalmente se llevó Traza.

 

El auto precisa que hay elementos que "están del lado de la desestimación de la medida cautelar", como la existencia de actuaciones "conectadas" a la ejecución del tranvía "que quedarían paralizadas", como el apeadero de Goya o el intercambiador de la plaza del Emperador Carlos V.

Etiquetas