Zaragoza

BIZI CIUDAD

La ampliación de Bizi reforzará el servicio en el centro y en la margen izquierda

La semana que viene empezará la instalación de 30 nuevas estaciones y 300 bicicletas más

La ampliación de Bizi reforzará el servicio en el centro y en la margen izquierda
OLIVER DUCH

El servicio Bizi se prepara para una nueva ampliación, la segunda desde que se pusiera en marcha hace poco más de un año. Antes de las fiestas del Pilar, Zaragoza contará con 300 nuevas bicicletas y con 30 estaciones más. Esto supone que el número de vehículos pasará de 700 a 1.000, mientras que el número de terminales dará un salto equitativo, de 70 a 100.

Las zonas ‘agraciadas’ con este refuerzo serán, principalmente, el centro y la margen izquierda. Aunque el mapa de nuevas estaciones no está cerrado, el Consistorio quiere dotar a estas dos zonas con más terminales, por distintos motivos. En el centro el gran problema es la saturación de las estaciones existentes. Con el gran nivel de usos de los últimos meses, los terminales se vacían a determinadas horas y se llenan a otras, imposibilitando que los usuarios puedan aparcar la bicicleta.

Este problema es habitual en el paseo de Echegaray y Caballero, la plaza del Pilar, la plaza de España o la plaza de San Pedro Nolasco. En principio, el Consistorio no tiene previsto poner más puestos de anclaje en estos terminales, sino instalar más estaciones en puntos intermedios, para que se repartan más los usuarios.

El refuerzo de la margen izquierda, por su parte, responde a una demanda de los distritos del Actur y el Rabal -recogida recientemente por CHA-, ya que, reclaman, tienen 22 estaciones para una población de 115.000 habitantes. Además, la próxima inauguración de carriles bici en la avenida de los Pirineos y en Valle de Broto suponen un argumento más para instalar más lugares donde poder coger las bicicletas de alquiler. Sin embargo, este aumento de las estaciones y de las bicicletas no va a suponer, de momento, una ampliación del número de abonados. El servicio Bizi tiene en la actualidad 25.000 personas con derecho a uso, y una lista de espera de alrededor de 3.000 personas.

El objetivo inmediato es evitar el colapso que ha sufrido en los meses previos al verano, en los que se ha llegado a promediar más de 13 usos por bicicleta al día, muy por encima de lo habitual y de lo que puede soportar el sistema. Si el área de Servicios Públicos ve que con 1.000 bicicletas y 100 estaciones se puede ampliar el cupo de abonados, se abrirá el plazo, con prioridad para las personas que están en la lista de espera.

 

Esta ampliación es la segunda que se realiza sobre el sistema Bizi, y llega varios meses antes de lo previsto. En principio, el contrato con Clear Channel, la empresa concesionaria, recogía que este aumento llegaría en 2010. Sin embargo, el gran éxito popular del Bizi ha adelantado los acontecimientos.

El sistema comenzó en mayo del año pasado, al abrigo de la Expo y con 300 bicicletas y 30 estaciones. En primavera de este año ya había 700 vehículos y 70 terminales, que pronto se quedaron cortos y necesitaron una segunda ampliación, hasta el millar de bicicletas. Esta se adelantará varios meses, en parte gracias al apoyo de Ibercaja. La tercera ampliación llegará en 2010, y aunque aún está sin concretar, el objetivo es llegar a más barrios de toda la ciudad.


Etiquetas