Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PLAZA DE TOROS DE ZARAGOZA

Pequeñas obras de reparación y puesta a punto en la Misericordia

La Diputación Provincial de Zaragoza repara las dos cabezas de toro del frontis, que amenazaban con desprenderse

Últimos toques a una de las cabezas de toro de la fachada.
Pequeñas obras de reparación y puesta a punto en la Misericordia
OLIVER DUCH

Las inclemencias del tiempo han hecho mella en la fachada de la bicentenaria plaza de toros. Hace escasos días se procedió a la revisión de la fachada de la puerta grande, donde se encontró que las dos cabezas de toro, que jalonan el frontis presentaban grietas y riesgo de desprendimiento.

 

Ayer se procedió a su reparación bajo la supervisión del arquitecto de la Diputación Provincial de Zaragoza, Pedro Navarro Trallero. A su vez, se están cambiando algunos de los aleros de madera ubicados entre los casi doscientos pilares que sostienen la estructura de la Misericordia ya que, tras su revisión anual, se descubrieron algunas deficiencias en más de una docena de ellos.

 

La madera, junto a toda la fachada y el tejado, data de la reforma efectuada por el abuelo de este arquitecto, Miguel Ángel Navarro, llevada a cabo en 1918. Hasta esa reforma, donde se ganó la grada y la andanada, la fachada solo llegaba hasta lo que hoy forma el pasillo de entrada a los tendidos.

 

Con esta operación, aparte de limpiar y combatir los posibles nidos de termitas que pudiera albergar la madera, se está retirando parte de las piedras que cubren el tejado y que sujetan las tejas, que también, y por efecto del agua, se han ido moviendo, y en algunos casos desprendiendo.

 

La obra estará acabada antes del inicio de la feria del Pilar, que comienza el jueves 8 de octubre.

Etiquetas