Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Los rumanos de Calatayud acuden ya a confirmar su empadronamiento

Unos 30 vecinos de este país han pasado por las oficinas del Ayuntamiento. Es preciso que cada interesado se persone con su documentación

Distribuyen folletos en la Asociación Pro Rumanía.
Los rumanos de Calatayud acuden ya a confirmar su empadronamiento
jesús macipe

Unas 30 personas han pasado ya por las oficinas del Ayuntamiento de Calatayud para confirmar su residencia en esta ciudad. Este es el trámite que deben cumplir los ciudadanos comunitarios residentes en España si en los últimos años no han hecho ningún movimiento en el padrón municipal.

 

De no renovar su inscripción se les dará de baja en el padrón, aunque una vez que ésta se publique en el BOP, tendrán 15 días para alegar en caso de que efectivamente sigan viviendo en la localidad. El jueves comenzaban a distribuirse por edificios públicos, comercios, bares y bancos frecuentados por rumanos, 6.000 folletos editados por el Ayuntamiento para informar a la población comunitaria que aquí reside del proceso emprendido por el INE para comprobar el lugar de residencia de estos ciudadanos en España.

 

En el padrón de Calatayud, según datos de esta semana, hay vecinos de hasta 55 nacionalidades que suman 23.324 habitantes. 17.445 son españoles y el resto, el 25,20% son extranjeros, 5.879. Más del 80 % de los extranjeros tienen nacionalidad rumana, son 4.711 personas que suponen el 20,20 % del total del padrón bilbilitano. Entre todos estos ciudadanos comunitarios censados habría unos 1.400 de los que no se ha tenido constancia en los últimos dos años, (un 6 % de la población), razón por la cual el Consistorio decidió la difusión del proceso de actualización del censo.

 

Entre las 30 personas que se han acercado esta semana a las oficinas municipales para renovar su inscripción algunas lo han solicitado a la vez para otros familiares, pero es necesario que acuda el propio interesado con el DNI o pasaporte para identificarse.

 

También a la Asociación Pro Rumanía se ha dirigido gente a informarse. "Algunos tienen la idea de que como ya estamos en la Unión Europea no se tienen que empadronar", explica el presidente George Cocosel.

Con la revisión que se va a realizar, Calatayud podría reducir sensiblemente sus vecinos en el censo. La pérdida de población repercute, además de en los ingresos que por habitante perciben los ayuntamientos, en otros aspectos, ya que es un factor que se tiene en cuenta a la hora de autorizar o no la apertura de algunos establecimientos, como las oficinas de farmacia.

Etiquetas