Despliega el menú
Zaragoza

POR LA ROTURA DE UNA TUBERÍA

El cierre de un sentido de la Gran Vía por un reventón causa atascos en la zona

El cierre de un sentido de la Gran Vía por un reventón causa atascos en la zona
El cierre de un sentido de la Gran Vía por un reventón causa atascos en la zona
JUAN CARLOS ARCOS

Como si de un anticipo de las temidas obras del tranvía se tratara, el corte de la Gran Vía en el cruce con Goya y en sentido de salida de la ciudad que se mantiene desde el pasado sábado provocó ayer un colapso del tráfico en la zona. Fue especialmente importante en las primeras horas de la mañana, pero también tuvo otras horas punta, como en torno a las 14.00.

Una rotura en una tubería de fibrocemento de 300 milímetros de diámetro, ocurrida el pasado sábado, hizo necesario levantar la calzada en los tres carriles en sentido Casablanca, justo en frente del portal número 62 de la Gran Vía.

Para poder realizar los trabajos, las brigadas municipales de conservación se han visto obligadas a cortar el tráfico en este sentido desde la confluencia de la Gran Vía con la Calle Ricla, hasta la avenida de Goya, donde se encuentra el asfalto levantado. La situación se prolongará, al menos, hasta mañana, cuando el Ayuntamiento tiene previsto que se pueda abrir un carril si los trabajos prosiguen de forma adecuada.

Este desvío afecta a miles de usuarios de automóvil privado y a siete líneas de autobús que utilizan el vial. Las líneas afectadas son la 20, 30, 40, 45 y 53, que se desvían por diversas vías alternativas. A pesar de que a lo largo del día de ayer la Policía Local estuvo informando a través de las radios de la situación, hubo momentos de colapso en la zona.

Los vehículos que llegan por Gran Vía son desviados o bien de vuelta al paseo de Pamplona a través de la calle del Doctor Cerrada, o bien por la calle Ricla, para tomar Cortes de Aragón, Princesa y el paseo de Teruel. Desde allí, los vehículos pueden girar a la izquierda para volver a incorporarse hasta Fernando el Católico a través de la avenida de Goya.

Provocado por la presión

El reventón en la tubería tuvo lugar el pasado sábado, en torno a las 14.15 de la tarde. La conducción no era de abastecimiento y por ello no se vio afectado el suministro a ningún cliente. Según explican fuentes municipales, estos reventones son frecuentes en verano, ya que se producen caídas de consumo que afectan a la presión interna de las tuberías.

Las conducciones afectadas están construidas con fibrocemento, un material anticuado e inadecuado que se está procediendo a sustituir en toda la ciudad cada vez que se hace una obra de intervención en el suministro de agua. Las nuevas tuberías estarán construidas en fundición dúctil, que son mucho más resistentes.

Etiquetas