Despliega el menú
Zaragoza

OPERACIÓN MOLINOS

Mariví Pinilla se relaja en su primer día fuera de la cárcel y prepara su regreso a la Alcaldía

La primera edil de La Muela solo salió de casa en 'quad' para visitar el Aviario con su hijoSu anunciada vuelta a las tareas municipales se podría producir hoy

La alcaldesa de La Muela y uno de sus hijos salen en 'quad' de la vivienda familiar.
Mariví Pinilla se relaja en su primer día fuera de la cárcel y prepara su regreso a la Alcaldía
JUAN CARLOS ARCOS

Tras permanecer cuatro meses en prisión, María Victoria Pinilla decidió ayer tomarse con tranquilidad su primer día fuera de la cárcel. De hecho, su único contacto con la calle fue un breve paseo en 'quad' junto a su hijo para visitar las instalaciones del Aviario. La alcaldesa de La Muela, en libertad bajo fianza e imputada por once delitos, decidió no acudir a las dependencias municipales a retomar su labor, algo que podría hacer hoy.

 

Mariví se despertó tarde, debido a que la fiesta de bienvenida que le prepararon su familia, amigos y miembros de la corporación el día anterior se alargó hasta bien entrada la noche. Como ya había anunciado a los más próximos en la mencionada celebración, optó por tomarse la jornada de ayer con calma para permanecer más tiempo junto a su familia.

 

Al parecer, la regidora muelana ha mostrado a sus allegados su preocupación por el estado de las cuentas municipales, sobre todo por los problemas de liquidez que existen, por lo que ha expresado su intención de retomar su actividad al frente del Consistorio. Hay que recordar que, en su informe de liquidación del presupuesto de 2008, Intervención fijó el déficit municipal en 7,6 millones de euros, mientras que alertó de la existencia de un remanente de Tesorería negativo de 4,2 millones. Esta circunstancia ha obligado al Ayuntamiento a solicitar un crédito de cinco millones, para solucionar la falta de liquidez que existe y que incluso plantea problemas para pagar a los proveedores.

Salida de diez minutos en quad

El único momento de la jornada en el que se pudo ver por las calles de La Muela a María Victoria Pinilla fue una salida de quad que realizó, por un periodo de diez minutos (sobre las dos de la tarde), al recinto del Aviario, una especie de zoológico municipal situado a pocos cientos de metros del domicilio de la alcaldesa. Pinilla, muy sonriente y que incluso escenificó el gesto de la victoria, no se detuvo a hacer declaraciones.

 

Por la plaza de Vicente Tena, donde se ubica la Casa Consistorial, sí pasó el marido de la regidora, Juan Antonio Embarba, quien incluso se saltó un semáforo para evitar a los medios de comunicación. También se vio a uno de sus hijos, que admitió estar "muy contento" con la salida de su madre de la cárcel de Zuera.

 

Entretanto, en el Ayuntamiento apenas se registró actividad. A primera hora se pasaron por el edificio dos concejales del equipo de gobierno, Fernando Barba y Roberto Moya, mientras que no quedó constancia de que lo hiciera la todavía alcaldesa en funciones, Ana Cristina Mateo.

Otro de los ediles, Juan Carlos Rodrigo Vela -imputado y, al igual que Pinilla, en libertad bajo fianza-, mostró su "alegría" por que la alcaldesa haya salido de prisión. "En mi opinión, no tenía que haber entrado, pero bueno", manifestó. El concejal reconoció que los siete miembros del equipo de gobierno aún no han mantenido ninguna reunión, ya que hay varios de baja y de vacaciones, y señaló que con toda probabilidad el próximo pleno -el primero con Pinilla de nuevo al frente de la Alcaldía- se celebrará en agosto.

 

Hay que recordar que el Ayuntamiento muelano solo ha celebrado un pleno ordinario en todo lo que va de año, mientras que han sido varios los extraordinarios -en los que no existen ruegos y preguntas, apartado en el que los grupos de la oposición suele plantear sus demandas-. En principio, la corporación está obligada a establecer un pleno ordinario cada tres meses, requisito que lógicamente se ha incumplido.

Etiquetas