Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO

La norma que obliga a las casas nuevas a tener placas solares entra en vigor este verano

El Ayuntamiento aprobará el viernes la ordenanza de ecoeficiencia para reducir un 40% el gasto energético en futuras urbanizaciones

Placas solares en un edificio de viviendas protegidas en Parque Goya.
La norma que obliga a las casas nuevas a tener placas solares entra en vigor este verano
HERALDO

Las viviendas de nueva construcción en Zaragoza deberán incorporar, salvo algunas excepciones, placas solares que garanticen un 70% de la demanda de agua caliente sanitaria. Además, buena parte de las edificaciones futuras tendrán que disponer de sistemas centralizados de climatización con el objetivo de reducir el consumo de energía.

 

Estas son las principales novedades de la ordenanza de ecoeficiencia energética y utilización de energías renovables, que después de varios años de trámites ayer recibió el visto bueno de la comisión de Urbanismo para que el próximo viernes sea aprobada en pleno de forma definitiva. La normativa entrará en vigor este verano tras su publicación en los beletines oficiales.

 

Según explicó la concejal de Medio Ambiente, Lola Campos, el objetivo es "una mayor sostenibilidad, favorecer la calidad de la edificación, impulsar la innovación e incorporar mano de obra de sectores nuevos de la economía". Agregó que esta ordenanza pretende hacer frente al incremento del consumo energético residencial, que ha sido de un 9%.

 

Según explicó Campos, los técnicos han estimado que la nueva normativa permitirá reducir un 40% el gasto en energía en las casas de nueva construcción y un 30% en las rehabilitadas. Además, subrayó que complementará las exigencias del Código Técnico de la Edificación y de la recientemente aprobada ordenanza de fomento de la rehabilitación.

 

Entre las novedades, figura la obligación a colocar captadores solares en las cubiertas de los edificios de nueva construcción para atender el 70% de la demanda de agua caliente sanitaria, que debe estar a 60 grados centígrados. Solo se eximirá a los edificios de uso distinto al residencial que tengan una demanda mínima de agua caliente o a los que dispongan de una superficie soleada que únicamente permita cubrir el 25% de la demanda.

Alquiler de tejados

Tampoco tendrán que cumplir este requisito los edificios con algún tipo de protección patrimonial. Lola Campos subrayó que se ha incorporado la posibilidad de alquilar otros tejados próximos en el caso de que un edificio no admita placas fotovoltaicas. Respecto a las calefacciones centrales, tendrán que atender este requisito las promociones nuevas con más de 2.500 metros cuadrados.

 

Pero la ordenanza incluye otras medidas para ahorrar energía. Por ejemplo, recomienda que al menos el 25% de las fachadas exteriores de viviendas y oficinas estén orientadas al sur. La normativa también apuesta por optar por la xerojardinería, que precisa de un mínimo consumo de agua, y por el arbolado de hoja caduca, que protege las fachadas del calor en verano y permiten que el sol llegue a las viviendas en invierno.

Etiquetas