Despliega el menú
Zaragoza

30 AÑOS DESPUÉS DEL INCENDIO DEL CORONA

"Es el final de una larga y triste historia"

Combo de imágenes del incendio y de la ofrenda floral homenaje 30 años después
"Es el final de una larga y triste historia"
HA/J.M.MARCO

Víctimas y familiares de los 78 fallecidos en el incendio del Hotel Corona de Aragón en Zaragoza han puesto fin con una ofrenda floral a treinta años de lucha para que este suceso fuera reconocido como un atentado.

Es "el final de una larga y muy triste historia" que Juan Domínguez, herido gravemente la mañana del 12 de julio al saltar a la lona de bomberos desde el sexto piso del hotel, empezó tras despertar del coma y que ha acabado este año con una sentencia del Tribunal Supremo que reconoce que el incendio fue un atentado terrorista.

A punto de cumplir 85 años, Domínguez ha reconocido a los medios de comunicación que la del Corona es una tragedia que "ha quedado impresa en el alma de cada persona", pero por la que no guarda rencor al haber conseguido "todas las ventajas y muestras de solidaridad que establecen las leyes para las víctimas del terrorismo".

Fundador de la Asociación Víctimas del Terrorismo de Valencia, Juan Domínguez ha asegurado que él siempre tuvo el convencimiento de que se trataba de un atentado.

Domínguez estaba alojado en el Hotel Corona como director general de una empresa papelera de Valencia que gestionaba en Zaragoza la papelera del Pilar y antes de saltar por la ventana, estaba, ha afirmado, "tan seguro de que iba a morir" que se metió la cartera en el bolsillo de la chaqueta del pijama para que le pudieran identificar.

Natural de Valencia se siente también zaragozano porque es aquí donde volvió a nacer después de que el corazón se le parara dos veces, lo que le ha servido para "vivir a conciencia" lo que le ha quedado de vida, ha subrayado.

La madrileña Eva Martínez tenía 5 años y su hermana 6 cuando perdieron a su padre, Ángel Martín Torres, en el incendio, después de que no lograr salir tras haber ayudado a dos personas.

Lo único que pide ahora Eva Martínez es que desde las instituciones públicas se reconozca que es "verdad" lo que llevan pensado 30 años, un periodo en el que han vivido "sin dignidad, sin reconocimiento y sin memoria": que sus familiares murieron en un atentado y "no por azar".

El presidente de la AVT, Juan Antonio García Casquero, ha destacado que la sentencia del TS reconoce a los fallecidos la Gran Cruz la Real Orden de Reconocimiento Civil y la encomienda a los heridos, unos galardones que deben solicitarse a título personal.

Casquero ha lamentado no obstante que la Ley de Aragón de Víctimas del Terrorismo solo reconozca a las víctimas desde el año 1982, dejando fuera a las que sufrieron este atentado, entre otros.

En este sentido, la secretaria general del PP y diputada en las Cortes, Rosa Plantagenet, quien ha acudido al acto acompañada del concejal Modesto Lobón, ha anunciado la intención de su partido de presentar iniciativas parlamentarias para que la norma tenga efecto retroactivo hasta 1968, fecha en la que se cometió el primer atentado de ETA.

El homenaje ha contado también con la presencia de la concejal delegada de Cultura, Pilar Alcober, y del delegado de la AVT en Aragón, José Maco Jalle.

Etiquetas