Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Queja por la inaccesibilidad con sillas de ruedas a la cafetería del Miguel Servet

El Justicia de Aragón pide a Salud y Consumo que busque una solución al problema

Zaragoza. "Si la propia administración no cumple con la normativa... Estamos hablando de un sitio público". Así de indignado se muestra Pedro M. S., de 35 años, por la situación que cada día vive en su puesto de trabajo, en el Hospital Miguel Servet. El usar una silla de ruedas le impide poder acceder a la cafetería que se encuentra unos pisos más abajo y a la que solo se puede llegar por un enorme tramo de escaleras.

"Solicito el derecho al uso de ese servicio de una forma u otra, ya que muchos no podemos llegar", lamenta este joven, que ha presentado varias quejas en el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, para que interceda ante el Gobierno de Aragón para que busque una solución al problema.

Según explica el afectado, esta situación se remonta desde que se hicieron las obras del nuevo bloque de Trauma, unos tres años, cuando se cerraron otros servicios de cafetería del hospital y se dejó únicamente abierta la actual a la que no se puede accede por medio de un ascensor ni de una rampa. "Solo he bajado una vez, porque me ayudaron unos amigos, pero no quiero estar pidiendo favores cada vez que quiera bajar a la cafetería", se queja Pedro, al que no le queda otro remedio que desplazarse fuera del centro sanitario cuando quiere tomarse un café.

Asegura que, aunque es el único que ha hecho pública la protesta, son muchos usuarios del Miguel Servet los afectados. Al ser un centro hospitalario es habitual ver a gente en sillas de ruedas o con muletas, a la que también se le hace muy difícil bajar las escaleras.

Respuesta del Justicia

Tras analizar la situación y pedir la información oportuna al Gobierno de Aragón, el Justicia de Aragón sugiere al departamento de Salud y Consumo que valore la posibilidad de elaborar un plan que contemple la adaptabilidad del acceso a la cafetería del Hospital Miguel Servet para que las personas con movilidad reducida puedan hacer uso fácilmente a la misma. En su exposición, García Vicente a su vez recuerda todas las leyes y normativas que hacen referencia a la necesidad de posibilitar la accesibilidad y suprimir todas las barreras arquitectónicas a las personas con movilidad reducida. "La Administración debería haber previsto la adaptaciónde un edificio tan importante como es el Hospital Miguel Servet para que fuese de fácil acceso incluso para las personas con movilidad reducida".

Por su parte, fuentes del centro sanitario reconocieron que el hospital es consciente del problema y aseguraron que se han estudiado todos las alternativas posibles (rampa o ascensor) sin encontrar ninguna solución. No obstante, las mismas fuentes aseguraron que el Plan Funcional previsto para las instalaciones prevé la apertura de otra cafetería que solventaría los actuales problemas ocasionados a las personas que utilizan silla de ruedas o tengan algún tipo de discapacidad.

Etiquetas