Zaragoza

ZARAGOZA

La Policía recorta las citas para el DNI en pleno verano y empieza a dar fechas para septiembre

Solo se tramitan 80 casos urgentes al día, lo que origina largas colas en las dos únicas comisarías que los atienden y muchos ciudadanos tienen que marcharse sin los papeles

ZARAGOZA. Si tiene pensado salir fuera del país durante las vacaciones o va a necesitar el DNI o el pasaporte para cualquier gestión, asegúrese bien de que no los tiene caducados. Porque de ser así, podría tener serios problemas para poder llevar a cabo sus planes. En pleno verano, la Policía Nacional ha recortado casi a la mitad las citas para renovar estos documentos y ha empezado a dar ya fechas para el mes de septiembre. Desde ayer, en las comisarías de la capital aragonesa solo se atiende a quienes consiguieron cita previa a través del teléfono o internet. Para los casos más urgentes, se han reservado también un total de 80 turnos diarios, que se tramitan en la comisaría de San José y en las oficinas del paseo de Teruel. Sin embargo, la demanda supera con creces a la oferta, lo que ha empezado a provocar largas colas de madrugada y bastantes altercados a la hora del reparto.

 

Alrededor de 150 personas se agolpaban a las 9 de la mañana de ayer a las puertas de las dependencias del paseo de Teruel, a la espera de que un funcionario comenzara a dar los boletos. Los que lograron hacerse con uno llevaban un mínimo de cuatro horas haciendo fila en la calle, y alguno de ellos lo había intentado incluso sin éxito la noche anterior. "Me he levantado a las cuatro de la mañana para venir a aquí, y cuando he llegado ya había 14 personas en la cola", explicaba ayer María Luisa Zarranz. Al final, ella fue una de las pocas que logró su objetivo y obtuvo cita para renovar su documentación. Sin embargo, la desesperación de algunos de los que no lo lograron provocó varios altercados. "La gente estaba muy nerviosa, y al ver que varias personas se intentaban colar se han producido varios conatos de pelea", explicaba Zarranz. "Al final -apostillaba- ha tenido que intervenir una patrulla para poner orden".

 

Durante la jornada de ayer, también se repartieron números para citas presenciales en la comisaría de San José, ubicada en el parque de Miraflores. Sin embargo, allí no hubo problemas, ya que los funcionarios comenzaron a repartir las citas a las cuatro de la mañana, cuando llegaron los primeros interesados. Una hora después, el cupo de cuarenta números estaba ya repartido.

 

Menos suerte tuvieron quienes acudieron a primera hora de la mañana de ayer a las comisarías del Arrabal y de Delicias, en las que este martes se colgaron carteles en los que podía leerse: "hoy no se reparten citas presenciales". Muchas de estas personas fueron remitidas a las oficinas del paseo de Teruel, pero cuando llegaron ya se habían repartido todos los turnos.

 

Solicitar cita previa vía telefónica -con un coste de llamada "similar" al de las comunicaciones nacionales y "en función del operador", dice una voz grabada- tampoco va a ser la solución para muchos, ya que apenas quedan fechas libres en todo el verano. A algunos zaragozanos se les ha llegado a proponer que se desplacen a Huesca para renovar el carné de identidad o el pasaporte. Y aún así, las citas son ya para la segunda quincena de julio.

 

El portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP) en Aragón, César Lambea, lamentaba ayer la "precariedad" en la que se está trabajando en algunas comisarías de Zaragoza, y recordaba que "los principales paganos de esta situación son los ciudadanos". Para el representante de este sindicato, "falta plantilla y falta material, y cuando llegan estas fechas estas carencias se hacen más evidentes".

Lambea recordaba ayer que hace pocos días un grupo de personas que tenían cita previa para renovar el pasaporte en la comisaría de Arrabal tuvieron que marcharse a casa sin él porque los funcionarios se quedaron sin libretas para imprimirlos. "Se les volvió a citar para otro fecha, pero eso no es solución", explicaba. "Además -añadía-, mucho nos tememos que esta situación vuelva a repetirse pronto, ya que el suministro de material de oficina es cada día más escaso".

Las tasa han subido

Además de costar tiempo, obtener o renovar el DNI o el pasaporte también conlleva un desembolso económico. Las tasas han subido, y de los 6,70 euros que valía tramitar el carné de identidad se ha pasado a pagar 10. El precio del pasaporte también es ahora más caro: 20 euros, en lugar de los 12,80 que se pagaban antes.

 

"No entendemos que se esté diciendo que no hay dinero para material, cuando son los propios ciudadanos quienes pagan con las tasas estos documentos", indicaba ayer Lambea. La CEP lamenta la falta de información que ha habido respecto al recorte de citas e insiste en "la mala gestión" de las comisarías de Zaragoza.

Etiquetas