Despliega el menú
Zaragoza

CALLEJERO

Zaragoza ya tuvo una calle dedicada a Escrivá en el sector Ruiseñores

Dos libros sobre las vías de la ciudad, editados en 1984 y 1992, confirman su existencia. El vial cambió de nombre, en tiempos de González Triviño, por Los Jilgueros.

Imagen de Los Jilgueros, la calle que anterioremente se llamó de Monseñor Escrivá de Balaguer.
Zaragoza ya tuvo una calle dedicada a Escrivá en el sector Ruiseñores
PEDRO ETURA

Aunque el Ayuntamiento de Zaragoza se ha afanado -no sin polémica- en buscar ubicación para dedicar una calle al fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer ya tuvo su propia vía en la ciudad. Así lo dicen dos libros que analizan todas las calles de la capital aragonesa, uno editado en 1984 y otro, fechado en 1992, que la sitúan en el sector Ruiseñores, muy cerca del parque de Primo de Rivera. En concreto, la vía correspondería con la que hoy se denomina calle de Los Jilgueros y que comunica Cejador y Frauca con Arzobispo Morcillo. Una travesía sin ningún número y que se enmarca entre la tapia de la residencia de las Escolapias y la trasera de la urbanización Las Adelfas.

 

Quizá por esta discreta localización, ningún vecino de los consultados en esta zona recuerda la anterior denominación de la calle de Los Jilgueros. Según María Jesús, una de las monjas de la congregación que viven justo al lado de la vía, entonces la calle era simplemente un sendero. "Una vez que se urbanizó -explica-, ya se le dio el nombre de Los Jilgueros". Tampoco el presidente del patronato del colegio mayor Miraflores, José Joaquín Sancho Dronda, que fue quien pidió al alcalde Belloch el actual reconocimiento viario para Escrivá de Balaguer, tiene constancia de que hubiera existido esta calle.

 

Sin embargo, la hemeroteca tiene memoria y allí están los callejeros para consultarlo. Ya en 1984, en el libro 'Zaragoza, sus calles y su historia'' de Adolfo Castillo Genzor, que fue editado por HERALDO, el autor escribía sobre algunos de los ilustres aragoneses que daban nombre a una vía. Entre ellos, en la página 202, nombra a Josemaría Escrivá de Balaguer.

 

Por su parte, el libro 'Callejero. Historia de las calles de Zaragoza', editado en 1992 por el propio Ayuntamiento de Zaragoza y Diario 16, especifica, en la página 232, el nombre ("calle de Monseñor Escrivá de Balaguer"). Tras una breve reseña biográfica del personaje, también ofrece otros datos como su emplazamiento ("Comienza en Cejador y termina en Arzobispo Morcillo", continúa el texto), el código postal (50006) y el distrito municipal al que pertenecía, que era el número 4.

Un año después, en el callejero municipal publicado en junio, ya aparece el nombre de Los Jilgueros. Sin embargo, y para añadir más misterio a las circunstancias en las que Escrivá de Balaguer dejó de tener presencia en el callejero municipal de Zaragoza, las ordenanzas fiscales recogían el actual nombre de Los Jilgueros ya en 1989. En cualquier caso, con estos datos en la mano, parece que fue entre 1988 y 1993 cuando desapareció el nombre de Escrivá, coincidiendo con los mandatos del socialista Antonio González Triviño al frente del ayuntamiento zaragozano. Ahora, otro alcalde socialista, Juan Alberto Belloch, ha deshecho esa antigua decisión municipal, que aún se desconoce quién tomó, para volver a poner a otra vía urbana el nombre de Escrivá de Balaguer, entonces monseñor y hoy santo.

Etiquetas