Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Manuel Blasco: "Más de tres patrocinadores han mostrado interés por el estadio"

El edil del PAR señala que el ayuntamiento negocia con varias firmas poner su nombre al campo de San José.

Manuel Blasco, concejal del PAR en el Ayuntamiento de Zaragoza, en una imagen de archivo
Manuel Blasco: "Más de tres patrocinadores han mostrado interés por el estadio"
JOSÉ MIGUEL MARCO

Zaragoza apuesta por estar en eventos internacionales y la Federación Española la incluye como sede del Mundial de 2018. ¿Cómo están las conversaciones con la Federación?

Hasta ahora, las conversaciones están en una fase muy inicial. Lo que hemos trasladado es que Zaragoza tendría interés en conocer las condiciones para ser sede o subsede del Mundial. Más bien subsede, porque sede serán las clásicas. Zaragoza ya ha organizado este tipo de competiciones en baloncesto o balonmano y lo podría hacer con un campo nuevo que, para entonces, estará más que usado. Reunimos todas las condiciones y ahora queremos conocer los detalles porque es una aventura a nueve años y queremos tener el consenso de todos los grupos políticos para que no haya ningún problema. No sabemos quién gobernará en ese momento.

¿Qué condiciones han exigido?

No nos las han detallado, pero no tendríamos problemas en hoteles, comunicaciones, campo de fútbol e instalaciones anejas para entrenamientos. En servicios y equipamientos estamos mejor que casi ningún sitio. Ahora hay que ver las condiciones económicas.

El campo todavía no ha comenzado a construirse. ¿Cree que puede ser un inconveniente?

El inconveniente grave sería para nosotros. El campo de fútbol va por su carril y ahora está con los trámites urbanísticos. Esperamos que a finales de año o a principios del que viene empiecen las obras de construcción. No tememos más dificultades que las que tiene hacer un estadio nuevo en una zona de expansión de la ciudad. Los plazos actuales son los previstos.

Entonces ¿se llegará a tiempo con el estadio?

El campo para 2018 estaría más que usado. En dos o tres años estaría acabado, con lo que empezándolo en 2010, tendríamos un margen de cinco años.

El proyecto está decidido, pero todavía queda atar la financiación. ¿Qué posibilidades baraja el ayuntamiento?

Las mismas posibilidades que al principio. La DGA se ha comprometido a poner un euro por cada euro que ponga el Ayuntamiento de Zaragoza. En estos momentos, a los zaragozanos nos va a costar la mitad de lo que nos iba a costar el anterior proyecto de remodelación de La Romareda. Ahora se está trabajando para involucrar a la iniciativa privada. El proyecto tiene posibilidades atractivas para captarla. También podrían participar las entidades financieras y algún patrocinador. No hay problemas con la financiación. Además, el ayuntamiento tiene una pastilla comercial pendiente de enajenar y también se liberarán los suelos de La Romareda. Y hay otras fórmulas extrapresupuestarias.

¿Se ha negociado ya con algún patrocinador o socio privado?

Yo lo que conozco, porque estos temas los lleva más el consejero de Urbanismo, es que se está hablando de varias posibilidades. No hay ninguna cerrada. En España cada vez se ponen más nombres publicitarios a los campos, algo que en Alemania e Inglaterra está más arraigado desde hace años. Y en Zaragoza, estoy seguro de que habrá algún patrocinador.

¿Con quiénes se negocia?

Sé que eran más de tres los que habían mostrado su interés. Pero no sé si habrán seguido todos en la negociación. Entienda que no puedo avanzar nada más.

Pero ¿podría implantarse la fórmula de otros estadios como el Ono Estadi de Mallorca o el Reyno de Navarra de Pamplona?

Esos serían los modelos, o el Emirates del Arsenal o el Amstel Arena. Estoy convencido de que sí. Es una publicidad de muchos días y en muchos medios de comunicación y atrae cada vez a más empresas.

Sin embargo, la coyuntura económica actual no juega a favor.

Hoy es más complicado casi todo, pero estamos hablando de un campo que se acabaría en tres o cuatro años y entonces, esperamos que la coyuntura sea mejor. Mientras, habría una serie de condiciones, habría unos acuerdos sobre los que se podría trabajar. Es un sistema publicitario.

Con la difícil situación económica que atraviesa el Real Zaragoza, ¿es factible su participación en el estadio?

Sería bueno para el Zaragoza entrar, pero también hay que tener en cuenta que está planteando una reestructuración en su modelo. Hay varias fórmulas y a nosotros nos gustaría y sería conveniente que entrara.

¿Ha habido algún tipo de contacto con el club?

Cuando se aprobó el proyecto, se habló con sus responsables para ver si querían hacer alguna aportación técnica. Ellos han hablado con el arquitecto para que el campo reuniera unas condiciones de primera. También hemos conversado tomando algo en algún partido, con algún disgusto, y han mostrado su interés. Pero, de momento, no se materializa.

Con el equipo en Segunda, ¿sigue teniendo sentido construir un campo cinco estrellas?

Sí, porque estoy seguro de que es una situación circunstancial. Aunque la primera vuelta no hemos acabado en puestos de ascenso, los grandes equipos ganan las ligas en la segunda vuelta. Confiamos en el equipo, en el entrenador, en esta directiva… y estamos convencidos de que en esta amarga andadura, veremos la luz al final del túnel, y subiremos y nos mantendremos.

Otro de los proyectos internacionales es la candidatura de Zaragoza a los Juegos Olímpicos de Invierno, ¿en qué fase se encuentra la propuesta?

Hasta que no conozcamos qué va a pasar con Madrid 2016, no vamos a insistir. Después de anunciarlo, se habló con Andorra y hubo algunas declaraciones de Lérida, pero una vez que se vio que era factible, lo siguiente era estudiarlo. Por ahora vamos a ser respetuosos con la candidatura de Madrid. Hasta que no sepamos si gana, que es lo que esperamos, no queremos ser un obstáculo. Después, nos pondremos a trabajar.

Si Madrid consigue las Olimpiadas, ¿la capital renunciará a su proyecto?

No. Empezaríamos a trabajar en serio, pero con la dificultad de que dos Juegos Olímpicos en el mismo país es complicado. No queremos que se nos emplee como excusa y cuando Madrid sea sede olímpica, nos pondremos a trabajar.

¿Qué posibilidades tiene la capital aragonesa?

Creo que las máximas. Está a 150 kilómetros del Pirineo e igual habría que dotarse de infraestructuras más permanentes relacionadas con el hielo, pero tenemos las mismas opciones que otras ciudades que están a esta distancia de pistas de esquí y ya han organizado unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Etiquetas