Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La Expo acabará de pagar sus obras en 15 días sin desviaciones presupuestarias

Tan solo mantiene discrepancias en 3 de los 236 contratos, que suman 881 millones. Incluso se ahorró una cuarta parte de la partida destinada a sufragar imprevistos y modificados.

El pabellón de América Latina, cuya construcción y decoración asumió Expoagua, es el único contrato pendiente de resolución. Las adjudicatarias, Drace y Museotech, se niegan a desmontar la fachada y reclaman más dinero
La Expo acabará de pagar sus obras en 15 días sin desviaciones presupuestarias
NOELIA SAN JOSÉ

La Expo ha logrado hacer noticia lo que no debería ser: cumplir a rajatabla su presupuesto de gastos, algo insólito en la obra pública. El área de Construcción acabará de pagar las obras en los próximos quince días sin sufrir desviaciones presupuestarias, en torno a los 619 millones de euros, según la estimación final de liquidación. A este capítulo se unen las encomiendas de gestión del Ayuntamiento, por lo que el cómputo global supera los 881 millones.

Su director general, Eduardo Ruiz de Temiño, aseguró a este diario que tan solo se mantienen discrepancias en 3 de los 236 contratos, dado que los adjudicatarios reclaman más dinero del que se está dispuesto a reconocer. "El 96,13% del presupuesto de obra está ya cerrado y cuenta con la conformidad de las constructoras. Hemos defendido bien los intereses públicos. Las empresas no se han hecho de oro, pero tampoco han salido mal paradas", sentenció.

En dos de ellos, por un importe de 29,4 millones de euros, las divergencias económicas con las contratistas oscilan entre 1 y 2 millones, y las partes están en plena negociación. En el tercer caso, que afecta al pabellón de América latina, las diferencias no solo afectan al importe de la obra ejecutada, sino al propio contrato: la empresa, a diferencia del resto, no considera que esté obligada a desmontar la fachada. Sus responsables, Drace y Museotech, reclaman un millón extra. Según distintas fuentes de Expoagua, sus planteamientos tienen muy poca base "y saben que perderán si acuden al arbitraje o a los tribunales".

Menos sobrecostes

Expoagua no solo ha cumplido su presupuesto, sino que ha recortado la partida inicialmente prevista para afrontar los sobrecostes. Como las obras comenzaron sin disponer de todos los proyectos y con unos exiguos plazos, la sociedad consignó 108 millones para afrontar modificados e imprevistos. Realizó un detallado análisis de los posibles riesgos de sobrecoste, que incluía hasta seis variables distintas, como las indefiniciones de proyectos y de programación, cambios sobrevenidos o la demora en los plazos de ejecución.

La partida no se hizo pública para evitar que las adjudicatarias supieran el margen del que disponían para negociar la liquidación de las obras. Finalmente, se han empleado 72,5 millones, por lo que se ha ahorrado una cuarta parte. Ruiz de Temiño recordó que en septiembre de 2007 se ajustaron a la baja estos fondos pese a que quedaba la fase más crítica de construcción de la Expo, al entender que no haría falta consumirla: "Recortamos la partida a pesar de que las incidencias grandes se dan siempre al final y de que sabíamos que, entre enero y junio de 2008, se iban a amontonar las contratas".

La comisión ejecutiva de Expoagua aprobó esta semana un importante paquete de liquidaciones, por valor de 411 millones de euros. La mayor parte corresponde a 117 contratos de un importe inferior a seis millones, de los que dio cuenta al contar ya con la autorización del presidente, Roque Gistau. Los otros 15 superaban esa cantidad, por lo que requerían el visto bueno de la comisión.

Eduardo Ruiz de Temiño explicó que tan solo falta por liquidar 37 de los 236 contratos, aunque en 32 de estos casos tan solo falta la recepción de las obras. "En otros dos, el expediente está preparado y tenemos la conformidad del contratista, pero estamos pendientes de reparaciones de suficiente entidad como para no recepcionar los trabajos", explicó.

Únicamente dos arbitrajes

Pese al elevado volumen de obra que gestionó Expoagua en dos años, únicamente dos contratos tuvieron que acabar en un arbitraje al no llegar a un acuerdo sobre su importe final. El primer caso fue la segunda fase del azud de Vadorrey. Las empresas, FCC y Marcor Ebro, reclamaban 3,5 millones a Expoagua, pero en el laudo solo se les reconoció 1,4 millones. De esta forma, la obra costó finalmente 12,4 millones, un 5% más del precio de adjudicación.

El segundo caso, del que se dio cuenta a la comisión ejecutiva celebradas el miércoles, afectaba a la urbanización norte del Parque Metropolitano, una de las encomiendas de gestión del Ayuntamiento. La adjudicatarias, Seop, Obratur Canarias y Arascón, han logrado que se les reconozca un gasto extra de cuatro millones de euros, una tercera parte de lo que reclamaban a la muestra internacional.

El director general de Construcción aseguró que no hay precedentes de una obra pública con este volumen de contratación que se haya liquidado en poco más de seis meses. "Era una de la prioridades del presidente. Hemos buscando un punto de equilibrio con las empresas para no levantar ampollas, analizando bien las incidencias y sus alegaciones", concluyó.

Etiquetas