Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El barrio del AVE estará dos años paralizado porque Zaragoza Alta Velocidad no tiene dinero

La entidad pública se endeuda en 485 millones para pagar obras ya ejecutadas y no hará nada más hasta vender suelo. Negocia con Madrid la financiación para acabar al menos el túnel de la A-68.

Desembocadura del túnel de la A-68, a la salida de la terminal de autobuses, aún pendiente de acondicionar.
El barrio del AVE estará dos años paralizado porque Zaragoza Alta Velocidad no tiene dinero
JOSÉ MIGUEL MARCO

El entorno de la estación de Delicias seguirá siendo un páramo durante mucho tiempo. La sociedad pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV) reconoció ayer a este diario que no acometerá ninguna obras más y mantendrá paralizada sine die la urbanización del barrio del AVE y del Portillo al no tener dinero para pagar. No hará nada más mientras no venda el suelo previsto para edificar miles de pisos, algo que no tiene previsto hasta 2011, tal y como se transmitió al consejo de administración.

La sociedad pública se acaba de endeudar este mes en 485 millones de euros con el objetivo de pagar los trabajos ejecutados hasta el momento y de cubrir sus gastos corrientes y financieros durante los dos próximos años. "Estamos a la espera de que cambie la situación económica porque dependemos de la venta de los suelos para seguir haciendo obras", subrayaron fuentes oficiales.

Zaragoza Alta Velocidad -en la que tiene mayoría el Gobierno central y participan la DGA y el Ayuntamiento- está tan acuciada en lo económico que no puede afrontar siquiera la conclusión del túnel de salida de la A-68. Por ello, negocia con el Ministerio de Fomento otra vía de financiación (previsiblemente a través de otro convenio) para acometer al menos el acondicionamiento del subterráneo.

Más de 16 millones para el túnel

La estructura de hormigón del túnel se terminó para la Expo, pero por dentro está pelado a lo largo de sus 1,4 kilómetros de longitud: ni siquiera dispone del pavimento asfaltado y aún se deben instalar todos sus equipos de seguridad y acondicionarlo para que disponga de dos carriles de salida, arcenes laterales y aceras de casi un metro. Según ZAV, aún se deben invertir entre 16 y 17 millones de euros y emplear cerca de medio año en las obras para adecentarlo, desde la fundición Averly hasta la estación.

La sociedad pública publicitó que este túnel, únicamente para salir de la capital aragonesa, se iba a estrenar para la Expo. Ante la imposibilidad de hacerlo, informó después de que se abriría a finales de año y luego que sería en el primer trimestre del 2009. Ahora opta por la prudencia y no aventura una fecha.

Los viales básicos del barrio del AVE, que comunican Las Delicias y La Almozara y suponen una nueva entrada y salida de la ciudad, se terminaron para la Expo y desde entonces no se han vuelto a retomar las obras. Las cien hectáreas ferroviarias siguen estando como antes, y este año solo se verán trabajos en la esquina colindante con la plaza de la Ciudadanía. Allí se levantará un edificio inteligente de oficinas, que promueve la empresa Jaureguizar. La previsión es comenzar los trabajos a partir de la primavera.

Las citadas fuentes de Zaragoza Alta Velocidad no se atrevieron a aventurar cuándo se reactivará la urbanización del barrio. Los socios no se reunirán hasta mayo, por lo que hasta entonces no habrá forma de endeudarse. No obstante, se descarta recurrir de nuevo a los bancos para no generar aún más cargas financieras.

La única operación inmobiliaria en marcha es con una cooperativa de profesionales, interesada en adquirir parte o la totalidad de una de las parcelas de viviendas que quedaron desiertas en los concursos convocados en su día por Zaragoza Alta Velocidad. En este caso, a un precio más reducido del que tuvo de salida, aunque las cifras no se facilitaron al estar en plena negociación. Su venta serviría únicamente para el funcionamiento de la sociedad.

La venta de los suelos ferroviarios de Las Delicias y La Almozara, en los que irán 3.901 viviendas y miles de metros cuadrados de usos terciarios (oficinas y locales comerciales), deben aportar casi mil millones de euros a las arcas de la sociedad pública. Hasta el momento, solo ha vendido el antiguo cuartel ferroviario de la avenida de Navarra, el citado solar para oficinas y otra parcela para viviendas. En total, ha recaudado en torno a 135 millones de euros.

Las actuaciones contratadas, sin contar todas las revisiones de precios y modificados, ascienden a más de 556 millones de euros. En este paquete se incluye el macrocomplejo ferroviario de Pla-Za, la adaptación de la Ronda Sur, el cubrimiento de las vías, el puente del Tercer Milenio o los nuevos viales de la estación.

Etiquetas