Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TEMPORAL

Las fuertes lluvias en el norte provocan otra crecida del Ebro de unos 1.900 m3/s

La avenida será bastante mayor que la de los últimos días, pero no se esperan daños en las zonas urbanas. La punta de la riada entrará en la provincia de Zaragoza de madrugada

El Ebro, ayer, en Zaragoza. Llegó a llevar 986 m3/s, pero para el viernes se esperan 1.600
Las fuertes lluvias en el norte provocan otra crecida del Ebro de unos 1.900 m3/s
MAITE FERNÁNDEZ

Las fuertes lluvias caídas en las últimas horas en la parte alta de la cuenca, especialmente en el País Vasco y Navarra, han provocado una nueva crecida del Ebro sensiblemente mayor que la de los últimos días. Si el pasado domingo a la altura de la estación de aforo de Castejón el río marcó un máximo de 1.113 metros cúbicos por segundo (m3/s), la CHE espera que durante la jornada de hoy el nivel de las aguas continúe subiendo hasta alcanzar unos 1.900 m3/s.

Esas cifras son algo inferiores a las que se registraron en junio del año pasado, cuando una crecida tardía obligó a cambiar la ceremonia de inauguración de la Expo. También están por debajo de los 2.300 m3/s fijados como límite a partir del cual una avenida se considera extraordinaria. A priori, no se esperan daños en las zonas urbanas, pero el Ebro sí volverá a inundar miles de hectáreas de campo con los perjuicios que eso conllevará tanto en las infraestructuras como en las producciones agrícolas.

Además, habrá que seguir de cerca la evolución el tiempo en los próximos días, ya que si sigue lloviendo o se acelera el deshielo -en el Pirineo aún quedan 1.600 hectómetros cúbicos de nieve- es posible que este episodio de crecidas registre nuevos repuntes todavía mayores.

Según informó la CHE en un comunicado, se espera que la punta de la avenida llegue a Castejón esta noche, lo que significa que la crecida entrará en Aragón durante la próxima madrugada. Tras atravesar los municipios de la Ribera Alta, alcanzará Zaragoza a lo largo del viernes con un caudal de entre 1.600 y 1.800 m3/s. La Confederación insiste en que estos datos son previsiones que pueden variar según las condiciones meteorológicas.

A diferencia de lo sucedido la semana pasada, cuando también hubo fuertes precipitaciones en el Pirineo, en esta ocasión solo ha llovido con intensidad en la cabecera y en la parte media-alta de la demarcación. En el País Vasco se han recogido entre 50 y 70 litros por metro cuadrado en las cuencas de los ríos Bayas y Zadorra, y en Navarra, entre 40 y 80 en la del Ega y en la del Arga.

Estas cantidades han hecho que estos ríos presenten avenidas extraordinarias que en el caso del Arga se acercarán a los 850 m3/s en su desembocadura. El Zadorra aportará unos 350, y el Ega, otros 200. Estos caudales confluirán en el eje del Ebro provocando las puntas ya comentadas, pero el nivel de la avenida habría sido mayor si estas crecidas no se hubieran laminado con los embalses de Ullivarri y Yesa.

El primero ha retenido parte de la crecida en el tramo alto del Zadorra, y el segundo redujo ayer el desembalse iniciado el domingo hasta quedar cerrado casi por completo -solo deja salir el caudal ambiental mínimo-. De no ser por Yesa e Itoiz, la riada de los últimos días habría sido unos 900 m3/s mayor que la registrada finalmente.

Etiquetas