Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El juez deja en libertad al temporero detenido por el homicidio de Alagón

El arrestado, de 33 años, insiste en que solo empujó a la víctima después de que le atacara. El hombre, de origen portugués, tendrá que comparecer cada 15 días en el juzgado.

El detenido llegó a los juzgados por la mañana, pero no declaró hasta las cinco de la tarde.
El juez deja en libertad al temporero detenido por el homicidio de Alagón
JOSÉ MIGUEL MARCO

El juez de guardia dejó ayer en libertad a Jorge Manuel Martins Moreira, el temporero de origen portugués detenido el lunes por la muerte de un vecino de Alagón tras una pelea. Como consecuencia de uno de los empujones, la víctima perdió el equilibrio y cayó al suelo, donde se golpeó la cabeza con el bordillo de la acera. Según la autopsia, fue ese traumatismo craneal severo el que desencadenó la muerte de Luis Miguel Clavería, de 51 años. Y aunque se imputa al arrestado un delito de homicidio, el juez entiende que no se dan las circunstancias para decretar la prisión provisional.

Como adelantó ayer este periódico, Jorge Manuel Martins decidió entregarse en la comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza el pasado lunes por la noche, tras enterarse de que era buscado por su participación en la reyerta. Como hiciera ante la Policía Judicial, el temporero volvió a declarar ayer ante el juez que "solo" empujó a la víctima, con la que mantenía una relación de amistad. El detenido explicó que la pelea tuvo lugar en la casa de su pareja sentimental, a la que el fallecido y su cuñada llegaron de madrugada "bastante bebidos".

Según ha podido saber este periódico, el imputado mantiene que su amigo estaba "muy nervioso" y que llegó a golpearles a él y a su novia. Jorge Manuel Martins asegura que intentó evitar el enfrentamiento con el ahora fallecido, pero que tuvo que empujarle al ver que podía hacerles daño. En cualquier caso, el temporero insiste en que la caída y el golpe fueron accidentales.

Tras la toma de declaración, que se prolongó durante más de dos horas, el fiscal mantuvo la imputación de homicidio. El abogado que se encarga de la defensa de Jorge Manuel Martins, el penalista Javier Notivoli, argumentó que las pruebas apuntan claramente hacia un accidente y que, en todo caso, su cliente "solo trató de defenderse".

Escuchadas las partes y teniendo en cuenta que el detenido no tiene antecedentes penales en España, el juez optó finalmente por la libertad provisional. Sin embargo, para evitar que el imputado abandone el país, le impuso la condición de presentarse los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado que instruye las diligencias del caso.

El letrado de la defensa recordó ayer que la imputación es de homicidio, pero insistió en que, de ser acusado su patrocinado, "como mucho tendría que serlo de un delito de homicidio por imprudencia". El Código Penal establece penas de entre uno y cuatro años para este tipo de delitos, y si la condena en inferior a dos y no existen antecedentes, puede solicitarse su suspensión.

El fallecido era vecino de Alagón, localidad en la que el presunto homicida residía desde hacía solo algunos meses. Al parecer, tras la muerte del que era su amigo y para evitar enfrentamientos con su familia, el temporero de origen portugués tiene intención de abandonar el municipio zaragozano.

Etiquetas